Dieta Scardale

La dieta Scardale es un tipo de dieta de pérdida de peso que se caracteriza por una pérdida de peso muy rápida, debido a la ingestión de muy pocas calorías. Es una de las dietas más antiguas, teniendo en cuenta que fue creada y desarrollada por el Dr. Herman Tarnower en 1970 y publicada en 1978 en forma de libro.

Sin embargo, a pesar de los años, todavía es ampliamente aceptada por aquellas personas que deciden perder peso en un corto espacio de tiempo, y de una forma mucho más saludable que en otras dietas orientadas al mismo fin.

La dieta de Scardale se basa en la idea de combinar proteínas, carbohidratos y grasas, en las siguientes proporciones en la dieta de cualquier día: el 43% de proteína, un 22,5% de grasa y 34,5% de carbohidratos.

En los años 70 y 80, esta dieta era ampliamente aceptada por una gran mayoría, porque los riesgos de seguir una dieta rica en proteínas eran totalmente desconocidos.

Hoy no es recomendado seguir una dieta rica en proteínas, ya que los daños que pueden sufrir los riñones y la posibilidad de desarrollar osteoporosis son dos de los principales perjuicios que pueden impactar a nuestro organismo. Incluso en los años 70, debido a posibles daños a largo plazo, los expertos en nutrición no seguir una dieta alta en proteínas por más de dos semanas seguidas.

De acuerdo con la base de esta dieta, la persona que decide realizarla puede perder alrededor de 400 gramos por día. Sólo hay 3 comidas al día, eliminando el almuerzo y la merienda. La base de la dieta consiste en frutas, verduras y carne magra. Es una dieta muy rica en proteínas, la persona está completamente satisfecha y rara vez se queda con hambre.

El principal problema con esta dieta y como suele ocurrir en la mayoría de las llamadas dietas milagrosas es la restricción de muchos de los alimentos que son necesarios para el desarrollo adecuado del cuerpo.

Otra característica de la Dieta Scarsdale es que se recomienda beber por lo menos unos 4 vasos de agua al día, pero no hay ningún límite y pueden consumirse 8 vasos o dos litros de agua. Esto debido a que la ingesta de líquidos es altamente beneficiosa para el cuerpo, ya que ayuda a eliminar las toxinas y la pérdida de grasa acumulada.

Alimentos a evitar en la dieta Scarsdale:

Un gran número de alimentos es restringido en la Dieta Scarsdale Esta lista de alimentos es extensa, pero incluye:

  • Carnes grasas como la salchicha, tocino y el vientre de cerdo
  • Cualquier tipo de leche (incluida la manteca) con grasa
  • Todos los tipos de patatas
  • Arroz
  • Jugo
  • Habas y lentejas
  • Aguacates
  • Chocolate
  • Postres
  • Entre otros

Originalmente, la única fruta que era permitida era la toronja – todas las demás se encontraban prohibidas. No obstante, una versión actualizada de la Dieta Scarsdale permite la adición de otras frutas.

Alimentos que puedes comer en la dieta Scarsdale:

Al seguir la Dieta Scarsdale, hay listas de ciertos alimentos que se pueden comer, incluyendo grasas, proteínas y frutas y vegetales crudos. Puedes comer carbohidratos, como pan, pero estos deben ser limitados.

De acuerdo con la dieta original de Scarsdale, como mencionamos, la toronja era la única fruta que se podía comer. Esto fue posteriormente ampliado, permitiendo más frutas, como:

  • melones
  • melocotones
  • mangos
  • papayas
  • tomates

Algunos vegetales crudos que se puede comer incluyen:

  • espinacas
  • apio
  • zanahorias
  • rábanos
  • coliflor
  • brócoli
  • lechuga

Las proteínas que se pueden comer incluyen carne magra, como pollo o carne magra y pavo. También se pueden comer productos lácteos y huevos sin grasa.

Las bebidas permitidas incluyen agua, té y refrescos de dieta. Condimentos que puedes agregar a tu comida incluyen la sal, la pimienta, las hierbas, el vinagre, el limón, la salsa Worcestershire, la salsa de soja, la mostaza y la salsa de tomate.

Beneficios de la dieta Scardale:

Las dietas milagrosas por lo general tienen sus cosas buenas y malas; teniendo tando personas que las defienden, como detractores; y esto es, precisamente, lo que sucede con la Dieta Scarsdale. Para que estés completamente informado antes de iniciar la Dieta Scarsdale, te hablamos sobre una serie de ventajas o beneficios que puedes obtener siguiendo este tipo de dieta.

Es una dieta con la que obtendrás buenos resultados en un corto espacio de tiempo. Si necesitas perder peso rápidamente, es una dieta perfecta para seguir.

Por consistir en una dieta hecha con una serie de alimentos específicos, no tienes que ser tan estricto contando las calorías de cada producto o ver la cantidad de cada alimento que consumirás.

No es necesario complementarlo con algún tipo de ejercicio o actividad física; ya que, simplemente con seguir las orientaciones definidas por la dieta perderás los kilos deseados.

Desventajas de la dieta Scardale:

Como suele ocurrir con este tipo de dietas, la dieta Scardale no es del todo equilibrada y el organismo no recibe todos los nutrientes que necesita para funcionar a la perfección.

El desayuno no proporciona la cantidad de nutrientes o energía para comenzar el día.

Al constar de sólo 3 comidas al día, puedes sentir falta de energía, debilidad o hambre en algún momento durante el día.

De acuerdo con algunos expertos en nutrición, no se debe prolongar esta dieta por un largo tiempo, ya que puede causar serios problemas de salud, como el aumento del ácido úrico; esto, debido al desequilibrio en favor de un alto consumo de proteínas. Así mismo, puede provocar deshidratación, y debido a esto, con el paso del tiempo, el riñón puede ser seriamente dañado o dañado (otra razón de peso para que esta dieta no sea seguida a mediano o largo plazo).

Aunque el ejercicio físico es saludable para el cuerpo, no es recomendable, debido a la falta de nutrientes y a las pocas calorías que se consumen a lo largo del día.

Una última desventaja es que, debido a la restricción de alimentos, puede llegar a ser una dieta demasiado aburrida de seguir, con menús repetitivos. Por lo que será algo a lo que deberemos acostumbrarnos si deseamos seguirla.

Echa un vistazo ahora a un ejemplo de menú de la dieta Scarsdale para una semana:

Día 1:

Desayuno:

Café o té sin azúcar

Media toronja

1 rebanada de pan con proteína (queso magro, por ejemplo)

Almuerzo:

Embutidos de aves tipo salchichas, tomates (en rodajas, a la parrilla o asado en el horno)

Café o té

Cena:

Pescado o mariscos (como quieras)

Una rebanada de pan con proteína

La ensalada que quieras

1 toronja

Día 2:

Desayuno:

Café o té sin azúcar

Media toronja

1 rebanada de pan con proteína

Almuerzo:

Ensalada de frutas (como quieras)

Café o té

Cena:

Hamburguesa con poca grasa a la parrilla

Tomate, apio, pepino o col de Bruselas (como quieras).

Día 3:

Desayuno:

Café o té sin azúcar

Media toronja

Una rebanada de pan con proteína

Almuerzo:

Ensalada de atún (como quieras)

Una toronja

Café o té

Cena:

Carne de cordero sin grasa, preparada a la plancha o a la brasa

Lechuga (cuanta quieras)

Café o té

Día 4:

Desayuno:

Café o té sin azúcar

Media toronja

Una rebanada de pan con proteína

Almuerzo:

Dos huevos preparados como quieres

Queso magro

Judías verdes o tomates

Una rebanada de pan con proteína

Café o té

Cena:

Pollo a la parrilla o al horno (sin la piel) por lo que quieres

Judías verdes, espinacas o pimientos

Café o té.

Día 5

Desayuno:

Café o té sin azúcar

Media toronja

Una rebanada de pan con proteína

Almuerzo:

Surtido de rebanadas de queso bajo en grasa (la cantidad que quieras)

Espinacas (como quieras)

Una rebanada de pan con proteína

Café o té

Cena:

Pescado o mariscos (como quieras)

Ensalada (como quieras)

Una rebanada de pan con proteína

Café o té

Día 6:

Desayuno:

Café o té sin azúcar

Media toronja

Una rebanada de pan con proteína

Almuerzo:

Ensalada de frutas (como quieras)

Café o té

Cena:

Pavo o pollo a la parrilla o al horno

Ensalada de lechuga y tomate

1 pomelo

Café o té

Día 7:

Desayuno:

Café o té sin azúcar

Medio pomelo

Una rebanada de pan con proteína

Almuerzo:

Pollo o pavo frío o caliente

Tomate, zanahoria, col, brócoli

o coliflor

1 toronja o una rebanada de melón

Café o té

Cena:

Un gran filete de ternera a la parrilla (sin grasa visible)

Una ensalada de lechuga, el pepino, el apio, el tomate y una col de Bruselas

Café o té

En la segunda semana de la Dieta Scarsdale se vuelven a repetir todos los menús de la primera semana.

Pan con proteínas: se puede sustituir por pan 100% integral

En el caso de que decidas comenzar la Dieta Scarsdale, es importante que consultes con tu médico primero, de esta forma podrá aconsejarte si su seguimiento puede implicar algún tipo de riesgo para tu salud.

¿Qué es la Dieta Scardale?

La dieta Scardale es un tipo de dieta de pérdida de peso que se caracteriza por una pérdida de peso muy rápida, debido a la ingestión de muy pocas calorías. Es una de las dietas más antiguas, teniendo en cuenta que fue creada y desarrollada por el Dr. Herman Tarnower en 1970 y publicada en 1978 en forma de libro. Sin embargo, a pesar de los años, todavía es ampliamente aceptada por aquellas personas que deciden perder peso en un corto espacio de tiempo, y de una forma mucho más saludable que en otras dietas orientadas al mismo fin.

La dieta de Scardale se basa en la idea de combinar proteínas, carbohidratos y grasas, en las siguientes proporciones en la dieta de cualquier día: el 43% de proteína, un 22,5% de grasa y 34,5% de carbohidratos. En los años 70 y 80, esta dieta era ampliamente aceptada por una gran mayoría, porque los riesgos de seguir una dieta rica en proteínas eran totalmente desconocidos.

Hoy no es recomendado seguir una dieta rica en proteínas, ya que los daños que pueden sufrir los riñones y la posibilidad de desarrollar osteoporosis son dos de los principales perjuicios que pueden impactar a nuestro organismo. Incluso en los años 70, debido a posibles daños a largo plazo, los expertos en nutrición no seguir una dieta alta en proteínas por más de dos semanas seguidas.

De acuerdo con la base de esta dieta, la persona que decide realizarla puede perder alrededor de 400 gramos por día. Sólo hay 3 comidas al día, eliminando el almuerzo y la merienda. La base de la dieta consiste en frutas, verduras y carne magra. Es una dieta muy rica en proteínas, la persona está completamente satisfecha y rara vez se queda con hambre. El principal problema con esta dieta y como suele ocurrir en la mayoría de las llamadas dietas milagrosas es la restricción de muchos de los alimentos que son necesarios para el desarrollo adecuado del cuerpo.

Otra característica de la Dieta Scarsdale es que se recomienda beber por lo menos unos 4 vasos de agua al día, pero no hay ningún límite y pueden consumirse 8 vasos o dos litros de agua. Esto debido a que la ingesta de líquidos es altamente beneficiosa para el cuerpo, ya que ayuda a eliminar las toxinas y la pérdida de grasa acumulada.

Alimentos a evitar en la dieta Scarsdale:

Un gran número de alimentos es restringido en la Dieta Scarsdale Esta lista de alimentos es extensa, pero incluye:

  • Carnes grasas como la salchicha, tocino y el vientre de cerdo
  • Cualquier tipo de leche (incluida la manteca) con grasa
  • Todos los tipos de patatas
  • Arroz
  • Jugo
  • Habas y lentejas
  • Aguacates
  • Chocolate
  • Postres
  • Entre otros

Originalmente, la única fruta que era permitida era la toronja – todas las demás se encontraban prohibidas. No obstante, una versión actualizada de la Dieta Scarsdale permite la adición de otras frutas.

Alimentos que puedes comer en la dieta Scarsdale:

Al seguir la Dieta Scarsdale, hay listas de ciertos alimentos que se pueden comer, incluyendo grasas, proteínas y frutas y vegetales crudos. Puedes comer carbohidratos, como pan, pero estos deben ser limitados.

De acuerdo con la dieta original de Scarsdale, como mencionamos, la toronja era la única fruta que se podía comer. Esto fue posteriormente ampliado, permitiendo más frutas, como:

  • melones
  • melocotones
  • mangos
  • papayas
  • tomates

Algunos vegetales crudos que se puede comer incluyen:

  • espinacas
  • apio
  • zanahorias
  • rábanos
  • coliflor
  • brócoli
  • lechuga

Las proteínas que se pueden comer incluyen carne magra, como pollo o carne magra y pavo. También se pueden comer productos lácteos y huevos sin grasa.

Las bebidas permitidas incluyen agua, té y refrescos de dieta. Condimentos que puedes agregar a tu comida incluyen la sal, la pimienta, las hierbas, el vinagre, el limón, la salsa Worcestershire, la salsa de soja, la mostaza y la salsa de tomate.

Beneficios de la dieta Scardale:

Las dietas milagrosas por lo general tienen sus cosas buenas y malas; teniendo tando personas que las defienden, como detractores; y esto es, precisamente, lo que sucede con la Dieta Scarsdale. Para que estés completamente informado antes de iniciar la Dieta Scarsdale, te hablamos sobre una serie de ventajas o beneficios que puedes obtener siguiendo este tipo de dieta.

Es una dieta con la que obtendrás buenos resultados en un corto espacio de tiempo. Si necesitas perder peso rápidamente, es una dieta perfecta para seguir.

Por consistir en una dieta hecha con una serie de alimentos específicos, no tienes que ser tan estricto contando las calorías de cada producto o ver la cantidad de cada alimento que consumirás.

No es necesario complementarlo con algún tipo de ejercicio o actividad física; ya que, simplemente con seguir las orientaciones definidas por la dieta perderás los kilos deseados.

Desventajas de la dieta Scardale:

Como suele ocurrir con este tipo de dietas, la dieta Scardale no es del todo equilibrada y el organismo no recibe todos los nutrientes que necesita para funcionar a la perfección.

El desayuno no proporciona la cantidad de nutrientes o energía para comenzar el día.

Al constar de sólo 3 comidas al día, puedes sentir falta de energía, debilidad o hambre en algún momento durante el día.

De acuerdo con algunos expertos en nutrición, no se debe prolongar esta dieta por un largo tiempo, ya que puede causar serios problemas de salud, como el aumento del ácido úrico; esto, debido al desequilibrio en favor de un alto consumo de proteínas. Así mismo, puede provocar deshidratación, y debido a esto, con el paso del tiempo, el riñón puede ser seriamente dañado o dañado (otra razón de peso para que esta dieta no sea seguida a mediano o largo plazo).

Aunque el ejercicio físico es saludable para el cuerpo, no es recomendable, debido a la falta de nutrientes y a las pocas calorías que se consumen a lo largo del día.

Una última desventaja es que, debido a la restricción de alimentos, puede llegar a ser una dieta demasiado aburrida de seguir, con menús repetitivos. Por lo que será algo a lo que deberemos acostumbrarnos si deseamos seguirla.

Echa un vistazo ahora a un ejemplo de menú de la dieta Scarsdale para una semana:

Día 1:

Desayuno:

Café o té sin azúcar

Media toronja

1 rebanada de pan con proteína (queso magro, por ejemplo)

Almuerzo:

Embutidos de aves tipo salchichas, tomates (en rodajas, a la parrilla o asado en el horno)

Café o té

Cena:

Pescado o mariscos (como quieras)

Una rebanada de pan con proteína

La ensalada que quieras

1 toronja

Día 2:

Desayuno:

Café o té sin azúcar

Media toronja

1 rebanada de pan con proteína

Almuerzo:

Ensalada de frutas (como quieras)

Café o té

Cena:

Hamburguesa con poca grasa a la parrilla

Tomate, apio, pepino o col de Bruselas (como quieras).

Día 3:

Desayuno:

Café o té sin azúcar

Media toronja

Una rebanada de pan con proteína

Almuerzo:

Ensalada de atún (como quieras)

Una toronja

Café o té

Cena:

Carne de cordero sin grasa, preparada a la plancha o a la brasa

Lechuga (cuanta quieras)

Café o té

Día 4:

Desayuno:

Café o té sin azúcar

Media toronja

Una rebanada de pan con proteína

Almuerzo:

Dos huevos preparados como quieres

Queso magro

Judías verdes o tomates

Una rebanada de pan con proteína

Café o té

Cena:

Pollo a la parrilla o al horno (sin la piel) por lo que quieres

Judías verdes, espinacas o pimientos

Café o té.

Día 5

Desayuno:

Café o té sin azúcar

Media toronja

Una rebanada de pan con proteína

Almuerzo:

Surtido de rebanadas de queso bajo en grasa (la cantidad que quieras)

Espinacas (como quieras)

Una rebanada de pan con proteína

Café o té

Cena:

Pescado o mariscos (como quieras)

Ensalada (como quieras)

Una rebanada de pan con proteína

Café o té

Día 6:

Desayuno:

Café o té sin azúcar

Media toronja

Una rebanada de pan con proteína

Almuerzo:

Ensalada de frutas (como quieras)

Café o té

Cena:

Pavo o pollo a la parrilla o al horno

Ensalada de lechuga y tomate

1 pomelo

Café o té

Día 7:

Desayuno:

Café o té sin azúcar

Medio pomelo

Una rebanada de pan con proteína

Almuerzo:

Pollo o pavo frío o caliente

Tomate, zanahoria, col, brócoli

o coliflor

1 toronja o una rebanada de melón

Café o té

Cena:

Un gran filete de ternera a la parrilla (sin grasa visible)

Una ensalada de lechuga, el pepino, el apio, el tomate y una col de Bruselas

Café o té

En la segunda semana de la Dieta Scarsdale se vuelven a repetir todos los menús de la primera semana.

Pan con proteínas: se puede sustituir por pan 100% integral

En el caso de que decidas comenzar la Dieta Scarsdale, es importante que consultes con tu médico primero, de esta forma podrá aconsejarte si su seguimiento puede implicar algún tipo de riesgo para tu salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad

Subir