Dieta disociada: ¿Qué es? ¿Cómo funciona?

Reducir el porcentaje de grasa corporal no es sólo el deseo de aquellos que intentan perder algunos kilos de más, sino de muchos de los seguidores de las dietas proteicas; quienes también conviven con la dificultad de eludir el efecto de estancamiento en el proceso de la eliminación de la grasa localizada en diversas zonas del cuerpo.

Fue pensando en esas personas que el endocrinólogos Juan César Castro Soares se dedicó a la creación de un método que ayudara en la distribución y planificación de la alimentación; de forma que cada persona pudiera preparar sus comidas de acuerdo con los nutrientes funcionales para un período determinado del día. Esta información se puede encontrar en el libro de La Dieta Disociada, por lo que es importante mantenerse en contacto con la siguiente información.

A continuación, te hablamos más sobre qué es la dieta disociada, sus características beneficios y menú.

¿Qué es la dieta disociada?

El libro de La Dieta Disociada de Juan César Castro Soares se basa en la alimentación funcional; y fue creado para desmitificar aquellas teorías incoherentes que resultan en numerosas interrogantes sobre la combinación perfecta entre carbohidratos y proteínas.

El objetivo principal de la dieta disociada es exactamente orientar a las personas con el fin de que no combinen estos nutrientes principales (proteínas y carbohidratos) en una misma comida.

Vale la pena recordar que hay muchas dietas que restringen el consumo de hidratos de carbono, tomándolos como serios enemigos en la pérdida de peso, pero la dieta disociada propone que disfrutes de su contribución de una manera positiva y beneficiosa para la pérdida de peso.

Los estudios realizados para la consolidación de la dieta disociada fueron basados en la afirmación de que, cuando se combinan, proteínas y carbohidratos (dos de los 3 grupos esenciales que debemos de incluir en nuestra alimentación cotidiana) pueden proporcionar una mayor liberación de insulina, siendo uno de los principales hormonas responsables de la inhibición de la enzima que actúa en la ruptura de las moléculas de grasa en el cuerpo.

Hay quien dice, incluso, que si se consumen por separado, es posible obtener una mayor sensación de saciedad.

¿Cómo funciona la dieta disociada?

La principal orientación de la dieta disociada es no mezclar proteínas con carbohidratos. A partir de esta premisa, la dieta disociada puede ser planificada sin grandes restricciones, lo que permite ser puesta en práctica por períodos mayores a las dietas tradicionales de la moda.

Se recomienda mantener la dieta durante al menos 3 meses consecutivos, con el fin de obtener los mejores resultados.

La dieta recomienda que no se consuman carbohidratos simples con alimentos proteicos; es decir, debemos utilizar frutas y verduras como guarnición.

Por separado, los carbohidratos deben ser consumidos en las comidas de la mañana, y también en el almuerzo; de esta forma pueden proporcionar una carga energética suficiente para una rutina de ejercicios diarios.

Ya que las proteínas deben ser consumidas en las últimas comidas del día, o sea, a partir de la merienda de la tarde, pues es el momento en el que el metabolismo funciona de forma menos acelerada, y esto colabora; así mismo, a proporcionar una sensación de saciedad, lo que reduce la dificultad de la ingesta, factor que muchas personas tratan en la segunda mitad del día.

La Insulina y el Glucagón en el proceso de adelgazamiento

Según los defensores de la dieta disociada, si los carbohidratos son consumidos en el período nocturno, se almacenan y lo hacen como grasa localizada, por lo que no se utilizan como fuente energética, ya que el metabolismo está funcionando de forma más lenta.

El momento nocturno también se dedica a la construcción muscular, ya que las proteínas son fundamentales para la construcción de los músculos, y estos actúan positivamente sobre el funcionamiento metabólico.

Esta dieta permite que se coma todo, sin embargo, de forma equilibrada, en el momento y en el orden correcto. El secreto es dejar de consumir carbohidratos y proteínas juntos y en los mismos momentos del día.

El endocrinólogos recomienda que un día de la semana sea reservado al menú líquido. La adopción de este día puede hacer la dieta más restrictiva, pero hay informes de que puede contribuir para el logro de las metas. Vea a continuación el menú recomendado sólo para ese día líquido:

– Desayuno

1 taza de plátano (hecha con 300 ml de leche de soja y 2 cucharadas de sopa de avena en copos).

– Merienda de la mañana

1 vaso medio (300 ml) de jugo de sandía.

– Almuerzo

2 tazones [pequeños] de sopa de yuca (procesa en la licuadora);

1 vaso pequeño (200 ml) de jugo natural de fruta de la pasión.

– Merienda de la Tarde

1 taza (150 ml) de yogur griego o desnatada;

1 copa pequeña de gelatina light.

– Cena

2 tazones [pequeñas] de sopa de espinacas con chayote (procesa en la licuadora);

1 vaso pequeño (200 ml) de jugo natural de piña.

– Cena

1 taza (200 ml) de leche de soja.

Menú tradicional

– Desayuno

200 ml de leche desnatada (descremada), o leche de soja;

Panes integrales, cereales, tostadas;

Acompañamientos: Carpeta de atún light, ricota light, margarina light o mermeladas diet's.

Puedes sustituir la leche por una taza de café o jugo sin azúcar o té.

– Merienda de la mañana

1 fruta fresca o 1 taza de té o 1 barrita de cereales (sin azúcar añadido).

– Almuerzo

Legumbres y verduras (Deben ser consumidos cocidos, crudos o asados);

Carbohidratos (papa dulce, yuca o mandioca, arroz, frijoles, etc);

Legumbres (garbanzos, guisantes, etc);

1 fruta fresca de postre.

– Merienda de la tarde

1 taza de yogur griego o descremada o 1 copa de gelatina.

– Cena

Ensalada o sopa con verduras y hortalizas;

1 filete de carne magra (a la parrilla, asada o cocida) o huevos;

1 copa de gelatina de postre o flan diet.

– Cena

1 taza de té o 1 taza de yogur descremado o 1 copa de gelatina diet.

Consejos de la dieta disociada

El libro de La Dieta Disociada puede ser adquirido en librerías y tiendas en línea; en formato de ebook. Puedes comprarlo para un mejor seguimiento y detalle de la perspectiva de endocrinología de Juan César Castro Soares; no obstante, también puedes llevar a cabo la dieta disociada sin ningún tipo de problema.

Una de las grandes ventajas de la dieta disociada es que induce a adecuar todos los grupos de alimentos en tus comidas diarias, lo que favorece la nutrición de tu cuerpo. Así, no sólo estaremos perdiendo peso; sino que, además, estaremos alimentándonos de la mejor forma posible, al adquirir los nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

Es importante que utilices estas combinaciones a su favor, por eso, no limite tu alimentación; más bien, varíala.

La dieta disociada puede favorecer la pérdida de peso, pero es fundamental programar una rutina de ejercicios regulares, ya que así se podrá obtener la quema de calorías extra, ayudando en el funcionamiento metabólico; lo que hará que nuestro organismo se encuentre mucho más saludable.

Contrariamente a algunos juicios de que las dietas son desmotivadoras o lentas para dar resultados, juega con las combinaciones de menús y diviértete al adaptar el consumo de hidratos de carbono y proteínas, emplea todas las posibilidades de la dieta disociada, ya que ella no es excesivamente restrictiva.

La dieta disociada cuenta con normas y una metodología sencilla, si deseas intensificar los resultados, o necesita de un empujón para tus entrenamientos, el consumo de suplementos puede ser añadido, siempre que sea autorizado y recomendado por un profesional cualificado.

No creo que para iniciar la dieta disociada debas comprar el libro y seguir la regla por regla general, muy por el contrario. Es fundamental reconocer que cada organismo puede reaccionar de una forma diferente; por lo que puede ser que ésta no sea la dieta ideal para tu cuerpo, por lo tanto, antes de iniciar el proceso de pérdida de peso, busca una evaluación médica, y comparte el interés por la dieta. Esta es la mejor manera para que inicies por el camino correcto de la pérdida de peso y la quema de grasa.

Dieta disociada
Dieta disociada

El consumo de tés y alimentos termogénicos es un impulso adicional para tu metabolismo, por lo tanto, ajusta correctamente e inserta estos alimentos en tu menú diario.

Se recomienda consumir al menos 2 litros de agua al día, así tu cuerpo se mantendrá hidratado y obteniendo numerosos beneficios para el organismo de un modo general; no obstante, si realizas actividades físicas a diario por más de 30 minutos y en tu región hace demasiado calor y humedad; se recomienda ingerir más cantidad de agua (la que tu cuerpo pida).

Recuerda: La palabra clave en la dieta disociada siempre será el EQUILIBRIO. La dieta disociada no nos prohíbe ningún alimento, muy por el contrario, permite que hagamos diferentes comidas; sin embargo, con acompañamientos saludables. Por ello, debemos ser muy responsables de nuestra alimentación. No utilices esta libertad en contra de tus objetivos, y no te olvides de reservar momentos para algún postre o golosina que no comprometa la quema de calorías; pudiendo disfrutarlo en ocasiones, pero siempre de forma moderada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad

Subir