¿Cómo congelar alimentos de la manera correcta?

Hoy en día es difícil encontrar a alguien que no viva con prisas. Y en ese día a día frenético, la alimentación natural, aquella comida saludable hecha todos los días, sale de escena y da lugar a lo que es más práctico: congelar los alimentos.

Los alimentos congelados industrializados son ricos en sodio, grasas y colesterol. Por ello, lo mejor siempre es cocinar y congelar tus propios alimentos. Esto hará que tu alimentación sea más saludable y más económica. Puedes organizarte para hacer el supermercado, preparar los platos y congelarlos una vez por semana, dejando listos los platos para los próximos días.

Las porciones deben ser realizadas en las cantidades correctas, ya que una vez descongelado, el alimento no puede ser recongelado, por lo que de nada sirve congelar 1 kg de alimento en un único contenedor si sólo comerás 250g.

Nunca podemos congelar alimentos que no estén totalmente frescos. El proceso de congelación siempre debe ocurrir cuando los alimentos están en la cima de la calidad, para que cuando se hayan descongelado mantengan las mismas características.

Antes de elegir los alimentos a ser congelados separa los recipientes adecuados. Aquellos de plástico sirven para todos los tipos de alimentos. Deben ser resistentes a la congelación, no pueden soltar olor y las cubiertas deben tener cierre hermético.

Por ejemplo, los los sobres herméticos, propios para almacenar alimentos, son ideales para filetes individuales o frutas picadas. Antes de colocarlos en el congelador, no te olvides de sacar el máximo de aire posible, para evitar la proliferación de bacterias.

Muchas veces las personas se olvidan de que en los congeladores de casa contemos numerosos productos alimenticios, lo que puede pasar gusto y olor a los alimentos que se congelan. Por lo tanto, etiqueta las preparaciones para que los alimentos no caigan en el olvido dentro del congelador.

¿Cómo congelar cada tipo de alimento?

Congelar los alimentos es una excelente opción para consumir comida casera todos los días. Sin embargo, para mantener el sabor y el valor nutricional de las recetas es necesario tomar algunos cuidados en el proceso de congelación. Por ejemplo:

Legumbres y verduras

Estos alimentos deben pasar por un choque térmico antes de ser congelados. Cocínalos, de preferencia, al vapor; para no perder los nutrientes, y luego sumerja en el agua helada.

Frutas

Las frutas deben ser congeladas sin cáscaras ni semillas, en bolsas de plástico. Corta en trozos para mejorar la comodidad de las frutas. El plátano y la pera son las únicas frutas que pueden cambiar su sabor. Otro consejo simple es congelarlas en forma de puré.

Arroz y frijoles

Cocina el arroz con menos sal de lo normal, ya que después de descongelados, la sal acentúa su sabor. Separe en potes plásticos y cubre con papel aluminio, para evitar que se formen piedras de hielo.

Carnes

Para congelar carnes blancas o rojas, el procedimiento es siempre el mismo. Para ello, las carnes deben estar fresca, libres de condimentos. El condimento debe ser utilizado sólo cuando la carne se prepara. Congela los filetes, por separado, en bolsas de plástico, y guarda en el congelador.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad