Vitaminas sintéticas, ¿tan buenas como las naturales?

Las vitaminas son compuestos de origen orgánico necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, cuando no somos capaces de obtener las cantidades necesarias de ellas ponemos en riesgo nuestra salud, hace décadas las formas más eficaces para obtenerlas eran a través de una dieta saludable, sin embargo con el pasar de los años las tierras destinadas a los cultivos se han vuelto un territorio cada vez más artificial por lo cual los alimentos actuales ya no son tan saludables como lo solían ser, los pesticidas, fungicidas y otros químicos usados para el tratamiento de plagas en cultivos suelen traer nefastos efectos secundarios, ya que limitan la absorción de los nutrientes requeridos por las plantas con lo cual éstas se vuelven menos nutritivas llegado el momento de su consumo por parte de los humanos.

Las vitaminas sintéticas vienen a tratar de resolver esta problemática, estas son compuestos que han sido creados en los laboratorios para tratar de proporcionarnos los mismos beneficios de aquellos que obtenemos al consumir una dieta variada, de hecho estos compuestos no sólo son vendidos en forma de pastillas o tabletas, sino que también son usados por las diferentes industrias alimenticias para agregarle mayor valor nutritivo a los productos que ellas procesan, de esta manera encontramos de naranja con alto contenido de calcio, algo que en la naturaleza no sería natural.

Vitaminas sintéticas vs. vitaminas naturales

Vitaminas sintéticas vs. vitaminas naturales

Como hemos mencionado mayormente la sobreexplotación de las tierras es una de las principales causas para que nuestros alimentos ya no tenga el mismo valor nutritivo que antaño, es por ello que se han desarrollado las vitaminas sintéticas, sin embargo ésta no es la única causa por la cual estos compuestos son usados en la actualidad, el procesamiento industrial de los alimentos tiene como efectos secundarios que muchos de los nutrientes naturales se pierdan por lo cual las industrias deben reemplazarlos usando esta clase de vitaminas desarrolladas en laboratorios, para así contrarrestar la mencionada pérdida de nutrientes.

Ahora bien el punto más importante acerca de esta clase de vitaminas sintéticas es, si realmente son saludables para nuestro cuerpo, la respuesta a eso no es tan sencilla sin embargo muchos estudios médicos en la materia apuntan a que esta clase de compuestos sintetizados en laboratorios no son realmente tan saludables como las vitaminas naturales, de hecho se ha demostrado que a nuestro organismo le toma mucho más tiempo absorber y procesar las vitaminas cuyo origen no es natural, sin embargo esto no es cierto para todos las vitaminas ya que por ejemplo se ha demostrado que el consumo de la familia de la vitamina b en su forma sintética hace que ésta sea mucho más digerible por nuestro organismo que en su forma natural.

Por otro lado existe el tema de los países más pobres, en los cuales la comida tiende a ser mucho más cara y difícil de conseguir, por lo que el consumo de suplementos alimenticios con altas dosis de vitaminas y minerales es una solución ideal para que las personas en dichos lugares puedan mantener una dieta saludable a pesar de que ésta no contenga todos los alimentos necesarios

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad