Vitamina C

La vitamina C es una de las vitaminas más importantes y sus necesidades cuantitativas son de las más elevadas. Es la única vitamina que actúa aisladamente, sin unirse con una proenzima para formar una enzima. Se clasifica dentro de las vitaminas hidrosolubles, circulando por el organismo con los fluidos y eliminándose su exceso por la orina. Es muy inestable a los métodos de cocción y de tratamiento de alimentos, a la luz, al calor, el oxígeno y los álcalis en presencia de cobre.

Se encuentra muy extendida en la naturaleza; todos los vegetales la contienen, sobre todo los de tejidos muy coloreados (verdes, rojos) de las frutas y verduras, a un nivel máximo cuando están crudas. Las más ricas son las frutas de reacción ácida, pues la presencia de ácido constituye un factor de estabilidad para esta vitamina. Podemos nombrar los cítricos, la patata, las frutas exóticas (mango, chirimoya, kiwi), las fresas, los tomates, las verduras (espinacas, berros), la leche.

Vitamina C

Vitamina C. Fotografía: Trendencias

Beneficios de la vitamina C

1. El ácido ascórbico por sí mismo es un potente antioxidante protector del daño celular producido por los radicales libres, pero además el ácido ascórbico produce un aumento de los niveles de glutation que es uno de los antioxidantes más potentes sintetizados por el organismo.
2. Juega un papel fundamental en la síntesis de colágeno y formación y mantenimiento de todos los tejidos en que éste se halla implicado: cartílagos, ligamentos, paredes de vasos sanguíneos (sobre todo capilares), huesos, dientes. Sin ella las fracturas se consolidan mal, las heridas y quemaduras cicatrizan lentamente.
3. Estimula el Sistema Inmunológico, actuando como antivírico e incrementando la resistencia a enfermedades infecciosas. De hecho es muy útil en el tratamiento del resfriado común o de la gripe. Estimula las defensas naturales del organismo.
4. Tiene funciones antienvejecimiento como: previene la aparición de cataratas; favorece la absorción del hierro y calcio, mejora la transmisión nerviosa, previene la formación de ateromas en los vasos sanguíneos y disminuye los niveles de colesterol; finalmente protege al organismo de ciertos tipos de cáncer.

Dosificación de la vitamina C

Aunque la RDA aconseja 60 mg/día, la dosis recomendada para lograr los efectos anteriormente mencionados es de 1.000 a 6.000 mg/día.

La vitamina C (ácido ascórbico) es una sustancia segura: generalmente es bien tolerada, aunque a veces pueden aparecer casos de diarrea o nauseas. En esos casos, se disminuye la dosis hasta conseguir revertir los sintomas. Según el Dr. Emanuel Che-raskin, profesor de medicina de la Universidad de Alabamalas evidencias muestran que tomando unos gramos de vitamina C al día (5 gramos), uno puede añadir años a su vida, pero además añadir vida a sus años“.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies