Una alerta internacional sobre la dieta sin productos lácteos

La leche no es la única fuente de calcio, pero eliminarla de nuestra dieta puede ser un mal negocio para los huesos.

La Sociedad Nacional de Osteoporosis, en Inglaterra, publicó un informe en el que se abordan los posibles peligros de la reducción o eliminación de la leche y productos lácteos en general en la alimentación. Entre otras cosas, la entidad destaca que este hábito se está convirtiendo en algo común: en una encuesta con más de 2 mil personas, una quinta parte de los jóvenes menores de 25 años han retirado la leche de su dieta en el día a día.

“La dieta en el comienzo de la vida adulta es importante para los huesos. Cuando llegamos cerca de los 30 años, es demasiado tarde para revertir los daños causados por la alimentación deficiente en nutrientes”, explica Susan Lanham-New, de la asociación británica. “En esa época, la oportunidad de construir huesos fuertes ya pasó”, completa.

Peligro de la dieta sin productos lácteos

Peligro de la dieta sin productos lácteos

Los resultados del nuevo estudio dialogan con otro, también realizado en tierras inglesas — pero por la Agencia de Normas Alimentarias, un órgano gubernamental. De acuerdo con la investigación, casi la mitad de los individuos entre 16 y 24 años que fueron encuestados afirmaron tener algún tipo de intolerancia a los productos lácteos. A pesar de ello, sólo el 24% tenían un diagnóstico médico que aseguraba la presencia de esta condición.

Según los miembros de la sociedad inglesa, el problema no es la falta de leche o queso, y sí la de un nutriente esencial para la salud de los huesos: el calcio. Un estudio de 2012 que fue encargado por la Asociación Brasileña de Evaluación Ósea y Osteometabolismo (Abrasso) reveló que nueve de diez mujeres brasileñas no ingerían cantidades ideales del mineral. O sea, de 1 000 miligramos por día antes de la menopausia y de 1 300 después de ella.
Es esencial que aquellos que no consumen productos lácteos busquen alternativas para asegurar la dosis adecuada de calcio. Buenas opciones son el brócoli, la col rizada, rúcula, semillas, nueces y leches vegetales fortificadas.

Mas informacion sobre este tema

Etiquetas:,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies