Todo lo que tienes que saber sobre la fructosa

La fructosa es el azúcar presente en las frutas. Sin embargo, aun siendo natural, es necesario saber cómo introducirla en nuestra alimentación.

Como parte del grupo de los carbohidratos simples, responsables de ofrecer energía para el cuerpo y para el cerebro, la fructosa, como su nombre lo dice, es un monosacárido predominante en varias frutas.

La manzana, por ejemplo, posee en una porción de 100 g – cerca de 9,5 g de fructosa, siendo una de las frutas con mayor concentración de este azúcar.

Frutas secas, como la uva-pasa, también son referencias en fructosa.

Pero no sólo las frutas contienen fructosa. Otros ejemplos son las leguminosas (soja, guisantes, lentejas y frijoles) y otras verduras (col, cebolla, ajo, entre otros); así como la miel, que también tienen altas concentraciones de dicho azúcar.

La mayoría de las frutas son dulces a causa de la presencia de fructosa, un azúcar natural que deja el sabor de casi cualquier fruta mucho más sabrosa y deliciosa para comer.

La fructosa es parte del grupo de los hidratos de carbono simples, responsables de ofrecer energía para los músculos, órganos y, en especial, para el cerebro. La fructosa es un monosacárido predominante en varias frutas, por eso, su nombre proviene de la palabra latina fructus, ya que las frutas son una fuente importante de fructosa.

Lo ideal y más eficaz hoy en día para la ingesta de fructosa es siempre añadir una porción de fibra, proteínas o grasas buenas (castañas) a las frutas, en los aperitivos. Por ejemplo, en una porción de papaya (120 – 140 g), añade la mezcla de fibras, como puede ser la avena (1 cuchara sopera ya es suficiente). O, en lugar de las fibras, una porción pequeña (25 g) de queso blanco o 2 nueces.

Ejemplo de las frutas más concentradas en fructosa (en la porción de 100 g de alimento).

  • Uva pasa: 30 g
  • Mango: 16,2 g
  • Ciruela: 12,5 g
  • Manzana: 9,5 g
  • Naranja: 6 g
  • Mandarina: 4,8 g
  • Piña: 4,8 g
La fructosa es el azúcar de la fruta

La fructosa es el azúcar de la fruta

Frutos secos y otras grandes fuentes de fructosa

Los frutos secos tienen mayor concentración de fructosa en su composición, pero este azúcar también puede ser encontrado en otros tipos de alimentos, como: leguminosas (soja, guisantes, lentejas y frijoles) y otras verduras (col, cebolla, ajo, entre otros).

Otra importante y conocida fuente de alimento de ese azúcar es la miel, hecha a partir del néctar de las plantas, que proporciona mayor concentración de fructosa (aproximadamente 39g de fructosa en 100g de alimento), siendo considerado como un edulcorante natural.

Mas informacion sobre este tema

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad