Sodio y potasio en el cuerpo

El sodio es un mineral que se puede hallar en el cuerpo y que es clasificado como un electrolito. Esto significa que el átomo de sodio tiene menos electrolitos de lo usual y lleva un potencial de carga eléctrica. Debido a este potencial de carga, los electrolitos se unen fácilmente a otros átomos para formar una molécula eléctricamente neutra. Por ejemplo: la sal de las comidas es una molécula de sodio unida a un cloruro. El sodio tiene carga positiva y el cloruro negativa. El sodio es uno de los muchos electrolitos que se hallan en el cuerpo; el sodio y el potasio se encuentran en cantidades bastante grandes, más que los otros minerales clasificados como electrolitos. El cuerpo usa estos átomos cargados (iones) como el sodio y el potasio, para transportar otros varios átomos y moléculas a través de las membranas celulares para reparación y regeneración.

sodio en la sal

Los electrolitos para el deportista

Como deportistas estamos interesados en los dos electrolitos. El potasio se halla en las mismas cantidades que el sodio a través de todo el cuerpo, pero mayormente se halla dentro de las células musculares. Es responsable, junto con los carbohidratos, de mantener el máximo de agua dentro de las células musculares. Recíprocamente, el sodio se halla de forma predominante en el exterior de las células y lleva altos niveles de agua en el flujo sanguíneo. Hay un equilibrio natural de sodio y potasio. El sodio junto con el potasio es esencial para ciertas funciones corporales, por ejemplo: el potasio regula el ritmo cardíaco, el sodio asiste en la absorción de carbohidratos en el intestino grueso. Pero una excesiva cantidad de ambos puede conducir a situaciones conflictivas. La gente que retiene mucho líquido puede ser propensa a un tipo de tensión alta. Este es un mal común, incluso en deportistas, aunque es una ventaja casuísticamente, ya que una tensión alta incrementa la vascularización visible de una persona delgada. Otro problema es que altos niveles de sodio junto con altos niveles de fluido sanguíneo permiten generalmente un derramamiento de fluido sanguíneo desde los capilares a la piel, donde una cantidad inusual de agua es almacenada.

Deshaciéndose del sodio y del agua

¿Se debería dejar de comer alimentos salados o condimentados? Este sería el primer paso. El problema es que mucha comida natural no procesada contiene más sodio del que el sentido del gusto puede captar. Comidas comunes como patatas, brócoli, huevos y leche contienen demasiado sodio.

¿Pero qué hay del sodio presente en el cuerpo? No desaparece por arte de magia cuando se limita la ingesta de sodio. Las hormonas encargadas de regular el sodio son el estrógeno y la aldosterona. La función de la aldosterona es mantener el sodio para no ser excretado por los riñones. El estrógeno retiene el fluido a través de una acción completamente diferente. Las mujeres tienen más aldosterona (y claro está, más estrógeno) segregada por los riñones que los hombres. También es único en mujeres que al elevar los niveles de estrógeno suban automáticamente los de aldosterona.

Podemos reducir la producción de aldosterona tomando DHEA que es un andrógeno débil no virilizado, producido por hombres y mujeres, y en grandes cantidades reduce la producción de aldosterona.

El uso de diuréticos

Muchos de ellos son diseñados para eliminar ciertos electrolitos del cuerpo, y deshidratarlo al mismo tiempo. Hay grupos que generan problemas mas graves, como reducir la talla muscular y producir calambres, problemas que comúnmente llevan consigo. Otros son diseñados para ser proveedores de potasio. Tampoco son una buena elección. Aunque eliminan predominantemente sodio del cuerpo, una pequeña cantidad de potasio es también excretada.

Una alternativa natural y más sana

He aquí un medio seguro para eliminar sodio del cuerpo sin productos químicos, drogas o deshidratación. Se necesita una sauna, una bascula, plátanos y agua destilada. Primero pesarse, luego meterse en la sauna. Sudar remueve el agua y el sodio de la piel. Cuando se salga de la sauna, pesarse de nuevo y calcular el fluido perdido y beber una cantidad igual de agua destilada. Con este método se ha eliminado el sodio sin deshidratarse. Es importante beber agua para reemplazar el fluido, porque después de sudar, una cierta cantidad de fluido de la sangre y las células cruzarían a través de las paredes capilares hacia la piel; se deben realizar varias sesiones. Se puede detener el fluido que viene a través de los capilares hacia la piel incrementando o añadiendo adrenalina al sistema. La adrenalina, además, desciende la presión sanguínea y consecuentemente la vascularidad. El agua también está unida al cuerpo por electrolitos, así que se pueden mermar los niveles de sodio mientras se incrementan ligeramente los de potasio, el agua sería almacenada en grandes cantidades en las células musculares y en cantidades bastante reducidas en la piel. Los plátanos son ricos en potasio por naturaleza, tomándolos recuperamos los electrolitos.

Mas informacion sobre este tema

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies