Sistema inmunológico

Si se desea progresar en un deporte al máximo, se necesita disponer de un sistema inmunológico que funcione óptimamente, porque no sólo nos protege contra la invasión de algunos organismos extraños como las bacterias, los virus y otras muchas sustancias peligrosas, además, también ayuda a eliminar toda la basura celular producida por la inflamación y descomposición de los tejidos inducida por el ejercicio.

La función inmunológica óptima significa estar libres de enfermedades y disponer de una capacidad sustancial para luchar contra cualquier invasor en potencia, sea vírico, bacteriológico o diverso. El Dr. Eric Serrano, lo explica así: “para reparar los músculos es necesario un sistema inmunológico sano, capaz de eliminar los desechos celulares producidos por los daños al músculo. Si el sistema inmunológico se encuentra comprometido, acabaremos con unas grandes agujetas y dolores articulares, además, tardaremos más en recuperarnos“.

Si tenemos bajo el sistema inmunológico, podemos terminar enfermos, aletargados o padecer fiebres e infecciones, lo que supone un efecto negativo sobre el rendimiento deportivo. Hay que recordarlo: al cuerpo no le importa un bíceps grande o un cuádriceps rajado. Considera muchísimo más importante la función cardíaca, la función cerebral y demás sistemas, todos ello relacionado con el sistema inmunológico.

Para potenciar este sistema debemos alimentarnos bien, pero además podemos potenciarlo con una serie de suplementos:

ZINC

Como la vitamina C, el Zinc puede representar un papel importante en el tratamiento del resfriado común. Los científicos concluyeron que el zinc consumido en dosis elevadas puede reducir los síntomas y la duración del resfriado común. Aunque el exceso (más de 2 gramos) puede producir náuseas y diarreas.

VITAMINA C

¿Quién no ha tomado algún compuesto que contenga Vitamina C al sentir un catarro? Aunque no sabemos si la toma de vitamina C afecta a la frecuencia de padecer resfriados, las nuevas investigaciones han descubierto que los suplementos de vitamina C reducen efectivamente la tasa de infecciones del tracto respiratorio después de los esfuerzos; esta situación de estrés nos predispone a un riesgo superior de enfermedad. En esos casos, añadir vitamina C sería muy útil. Aparte de combatir la infección, también combate los efectos nocivos de los radicales libres emitidos por los glóbulos blancos cuando “devoran” toda la basura celular abandonada por el cuerpo. Si permitimos que campen por nuestro cuerpo, pueden producir daños a nuestras membranas celulares, como las que rodean a las células musculares, esto podría producir un trastorno en la recuperación de los entrenamientos.

Sistema inmunológico

Sistema inmunológico. Imagen: Cómo cuidar el sistema inmunológico

GLUTAMINA

La Glutamina ha demostrado ser efectiva en la enfermedad, infección o aletargamiento de las personas que entrenan intensamente. Aunque no se conocen bien sus mecanismos precisos, existen numerosas posibilidades respecto a sus propiedades favorables en la inmunología. Los investigadores han descubierto que las concentraciones de glutamina en el plasma sanguíneo se reducen notablemente cuando estamos enfermos, sobrecargados o decaídos. De hecho, sus niveles descienden en un 20% después de correr un maratón. Además, los atletas que ingieren glutamina aseguran tener menos infecciones después del ejercicio que quienes no la consumen. Si tomamos pocas cantidades de glutamina, nuestras células inmunológicas pueden tomarla prestada de los músculos, lo que supondría una ralentización importante del desarrollo muscular.

ÁCIDOS GRASOS ESENCIALES

Se ha comprobado que los efectos de los ácidos grasos esenciales más un suplemento de vitamina E elevan el estado inmunológico y la tasa de supervivencia. Las personas que recibieron este tipo de grasa, experimentaron un incremento en las células “T” (células que ayudan a estimular la producción de otros glóbulos blancos) respecto a las células supresoras “T” (suprimen la producción de ciertos glóbulos blancos); entonces, el tiempo de supervivencia resulta más largo. Consumir las cantidades idóneas de grasas esenciales es importante para la salud general. Si ese tipo de grasas ayuda a eliminar enfermedades o infecciones potenciales debido a sus efectos positivos sobre las diversas fracciones de los linfocitos “T”, eso significa una menor pérdida de entrenamientos y, a la larga, mayores progresos en la síntesis de la proteína.

PROTEÍNA DE SUERO

Probablemente, es el suplemento más utilizado por los deportistas. La proteína de suero parece elevar el mecanismo de modulación de la inmunidad.

Mas informacion sobre este tema

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad