¿Quieres adelgazar? ¡Juega fútbol!

Al jugar fútbol quemas más grasa y ganas más músculo que al correr. Además disfrutas más del ejercicio, te cansas menos y padeces menos dolor muscular.

La fórmula para adelgazar y mantenerte en forma puede estar detrás de un balón. Este popular deporte es un valioso aliado para perder esos kilitos que traes de más y de una manera súper divertida. Sigue leyendo y forma con tus amigas una liga de fútbol.

En lugar de que tu barriga parezca balón por la acumulación de grasa, sácale provecho a la pelota para desprenderte del tejido adiposo que te sobra, pues no sólo arriesga tu imagen sino también tu salud.

Futbolistas contra corredores

Jugar un partido de fútbol entre amigos te permite quemar más grasa y ganar más masa muscular que salir a correr, como lo ha demostrado una investigación de científicos de la Universidad de Copenhague, Dinamarca.

Los expertos estudiaron a 37 personas sanas, de entre 31 y 33 años de edad, que fueron divididos en dos grupos: unos jugaron fútbol y otros corrieron, durante 12 semanas, por una hora, tres veces a la semana.

Menos grasa, más músculo, más diversión

Para medir su esfuerzo, se les colocaron monitores cardíacos en el pecho y se compararon muestras de su sangre y tejido muscular, tomadas antes y después de cada partido de fútbol o carrera.

El estudio descubrió que los corredores perdieron un 2% de grasa, mientras los futbolistas perdieron un 3.7%, es decir, casi el doble de grasa. Además en los corredores apenas se modificó su masa muscular, mientras que la de los jugadores de fútbol aumentó casi dos kilos.

Y según la investigación, los futbolistas se divierten más, se cansan menos que los que practican el running o carrera y no piensan tanto en la fatiga y el dolor muscular, porque disfrutan más del ejercicio que realizan.

Mujer juega al fútbol

Mujer juega al fútbol

Mejores huesos

El fútbol no sólo es benéfico para adelgazar, sino también para reforzar la densidad ósea. Los expertos consideran que al practicar futbol las aceleraciones, desaceleraciones, saltos y torsiones aumentan la construcción de hueso por parte del organismo de los jugadores.

Incluso jugar fútbol desde antes de la pubertad favorece el contenido y concentración mineral de los huesos y les da un mayor tamaño, según otro estudio del Dr. José Antonio López Calbet, de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

El estudio comparó a dos grupos de personas: uno de futbolistas no profesionales que llevaban 12 años compitiendo, y otro de personas que no hacían deporte habitual. Todos ellos eran de raza blanca, no fumadores y tomaban calcio en las cantidades recomendadas por los médicos.

Así se comprobó el efecto benéfico del fútbol sobre los huesos: en los futbolistas aumentó su densidad mineral un 23% en el fémur en comparación con quienes no hacían deporte, y un 10% en la zona lumbar de la columna vertebral.

En aficionados, más infartos e indigestiones

Sin embargo, presenciar los partidos, sobre todo los que pierde nuestro equipo favorito, no tiene resultados tan positivos.

Los aficionados muestran una tendencia a sufrir más infartos cuando su equipo pierde en casa, como lo demostró un estudio sobre el impacto del fútbol en las comunidades del noreste de Inglaterra, con los seguidores de los equipos Newcastle, Sunderland y Leeds.

También aumenta significativamente la cantidad de hombres que acuden al centro de salud con problemas estomacales, cada vez que su equipo local sufre una derrota, según otro estudio realizado por los departamentos de Psiquiatría de la Universidad de Florencia y de Gastroenterología del Hospital Careggi, en Italia.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad