¿Qué ocurre cuando dejamos de beber leche?

Pocas personas saben que la leche puede ser muy tóxica, especialmente para los niños. Por eso, vamos a explicar en este texto, como el acto de beber leche puede ser perjudicial para los huesos y la salud, en general.

No creas en los diagnósticos de beber mucha leche cuando se es diagnosticado con osteoporosis, por ejemplo.

Entre otros elementos, la leche posee cerca de 60 hormonas, incluso la que proviene de vacas que nunca consumieron hormonas artificialmente.

Esto porque, para mantener la producción de leche, se inyectan hormonas de crecimiento bovino en las vacas lecheras. Naturalmente, la vaca no puede dar la cantidad de leche necesaria para suplir la demanda de la industria de productos lácteos.

Estas hormonas de crecimiento provocan un aumento del nivel de insulina en las vacas y eso va a parar a la leche.

En el cuerpo humano, las hormonas de crecimiento utilizados en las vacas pueden provocar enfermedades, como desarrollar células cancerosas.

Sin embargo, hay más, y a continuación te mostramos algunas cosas sorprendentes que ocurren cuando dejas de beber leche:

Dejar de beber leche hace evita ingerir células de pus y antibióticos

Puesto que se administran hormonas de crecimiento a las vacas, con el tiempo, se vuelven más susceptibles a las infecciones, formando abscesos (cúmulos de pus). Este pus va a la corriente sanguínea del animal y, en consecuencia, puede pasar a la leche que bebemos.

¿Qué ocurre cuando dejamos de beber leche?

Disminuir la ingesta de leche va a reducir la exposición a plaguicidas

Residuos de plaguicidas también pueden ser encontrados en un vaso de leche, y al beberla, estas sustancias pueden afectar la salud de los huesos.

De acuerdo con un estudio estadounidense de 2004 de la USDA’s Pesticida Data Program (PDP), los residuos de plaguicidas en la leche son prevalentes y difundidos de forma alarmante. Más de 95% de las muestras de leche en el estudio contenía DDE1, un químico de un famoso plaguicida que fue prohibido en la década de 1970.

A pesar de la prohibición, el DDT sigue siendo encontrado en el medio ambiente, particularmente en el suelo. Los bovinos lo consumen cuando comen heno, maíz, hierba, entre otros alimentos cultivados en las tierras que ya han sido afectadas por el DDT.

La investigación también encontró Difenilamina en el 99% de las muestras de leche. Esta sustancia es un producto químico industrial utilizado en algunos medicamentos manufacturados, así como en plásticos y caucho.

La Dieldrina es otro plaguicida prohibido que se encontró en el 41% de las muestras de leche de la investigación del PDP.

La lista continúa con la presencia de sulfato de endosulfan, que altera el sistema endocrino, y 3 – hydroxycarbofuran, que es un subproducto muy tóxico de insecticida.

¿Y la leche orgánica?

Sabemos que la leche industrializada puede contener todos los elementos citados anteriormente, pero ¿qué sucede con la leche cruda no pasteurizada y orgánica? A pesar de tener menos procesos industriales, no es recomendable.

Como se explicó anteriormente, todos los tipos de leches contienen hormonas. Los industrializados tienen la hormona de crecimiento rBGH y, la orgánica, contiene hormonas naturales de crecimiento que se inyectan a los terneros o que se les administra por medio del alimento.

Residuos de pesticida también pueden ser encontrados en la leche orgánica. Incluso las vacas que no reciben hormonas artificiales pueden alimentarse de pasto que recibió veneno contra plagas.

¿Qué ocurre cuando dejamos de beber leche?

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad