¿Qué comer para mantener el peso durante el embarazo?

Para mantener el peso en el embarazo, se debe hacer una alimentación rica en fibras, proteínas y frutas. La alimentación no tiene por qué tener grandes restricciones, pero debe mantenerse saludable y con horarios regulares para que el bebé reciba los nutrientes regularmente y mantenga su desarrollo de forma adecuada.

Así, se debe apostar en leches, yogures y quesos sin grasa, frutas, verduras y carnes variadas, con un mayor enfoque en la calidad de la alimentación, y no en las calorías. A continuación encontrarás una lista de consejos para mantener el peso durante el embarazo:

1. Libertad para comer de todo, pero con moderación

La mujer embarazada que ha mantenido un aumento de peso adecuado para cada etapa de la gestación puede sentirse más libre de la elección de alimentos, pero la calidad de la alimentación debe ser mantenida. Las comidas deben ser hechas a cada 3h – 3:30, en pequeñas cantidades y deben ser ricas en fibras, vitaminas y minerales.

Así, se debe optar por arroz integral, leche y derivados desnatados y fruta de postre en las comidas principales y en los refrigerios. Carnes rojas pueden formar parte del menú de 2 a 3 veces por semana, pero aún es preciso evitar los alimentos fritos y preparaciones muy grasosas, además de tocino, chorizo, salami y salchichas.

2. Comer una ensalada antes de las comidas grandes

Comer una ensalada antes del plato principal del almuerzo y de la cena ayuda a reducir la cantidad de comida ingerida y a evitar el aumento excesivo de la glucosa en sangre después de la comida. Además, la ensalada debe incluir verduras de color verde oscuro como la col, ya que son ricas en ácido fólico, elemento importante para el desarrollo del sistema nervioso del bebé. También es importante recordar que los vegetales que se consumen crudos deben ser bien lavados, y que se debe evitar este tipo de ensalada al comer fuera de casa, ya que puede estar contaminado y causar toxoplasmosis.

3. Evitar el exceso de sal

Se debe evitar el exceso de sal para que no haya retención de líquidos y disminuya el riesgo de desarrollar hipertensión, lo que puede llevar a riesgos en el embarazo como pre-eclampsia. Además, los cambios hormonales que se producen durante el embarazo ya causan retención de líquidos, lo que hace aún más importante el control de la sal durante este período. Así, se debe reducir la cantidad de sal agregada para preparar las comidas, dando preferencia a las hierbas aromáticas como el ajo, el perejil y el tomillo, y evitar los productos industrializados ricos en sal.

4. Beber muchos líquidos

Durante el embarazo es aún más importante aumentar la ingesta de líquidos a 2,5 litros por día, especialmente de agua. El agua ayuda a reducir la retención de líquidos y prevenir el estreñimiento, además de ser importante para retirar productos del metabolismo del bebé que deben ser eliminados. La embarazada también toma jugos naturales y tés sin azúcar.

5. Qué hacer con el deseo por los dulces

Cuando el deseo por los dulces llega, la primera reacción debe ser evitarlo o suplirlo comiendo frutas, ya que el azúcar provoca adicción y cada vez se hace más difícil resistir al deseo. Sin embargo, cuando la voluntad por los dulces es irresistible, se debe optar por 2 cuadritos de chocolate negro. También es importante recordar que la mejor hora de comer dulces es después de las grandes comidas, cuando se ha comido bastante ensalada, ya que esto puede disminuir el efecto del azúcar en la sangre.

 

Mas informacion sobre este tema

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies