¿Qué comer durante el trabajo?

Es muy importante mantenerse bien alimentado durante un día de trabajo no sólo para tener un buen rendimiento, sino también para favorecer a nuestro metabolismo.

Para mantener la energía diaria para llevar a cabo nuestras actividades, además de la relajación, es necesario contar con una salud fuerte y, como sabemos, esto depende mucho de la forma en que nos alimentamos y de las comidas que consumimos regularmente.

Durante el día a día de nuestro trabajo, algunas veces no tenemos ni el tiempo suficiente para comer; mientras que en otras ocasiones, el tiempo apremia y sólo nos da tiempo de comer productos industrializados y de fácil preparación.

La verdad es que el equilibrio de la vida entre el trabajo y la dieta es una misión cada vez más difícil de cumplir. Por ello, en esta ocasión nos hemos dado a la tarea de evaluar este problema; evidenciando la importancia de priorizar la salud.

Es muy importante mantenerse bien alimentado durante un día de trabajo no sólo para tener un buen rendimiento en las tareas realizadas, sino también en términos de favorecer nuestro metabolismo. Seguramente es algo que ya has escuchado con anterioridad, pero lo ideal es que la gente se alimente cada 3 horas. Por supuesto que esto varía de acuerdo con las individualidades de cada uno, pero te sugerimos no pasar más de 5 horas sin comer, y esto vale para todos, incluso para aquellos que alegan no tener tiempo o no tener hambre. No tiene que ser una gran comida, sino sólo un aporte para nuestro metabolismo; con el fin de evitar comer en grandes cantidades; sobre todo durante la noche, algo muy común en las personas que pasan el día entero sin comer y, de noche, sienten un hambre inmensa.

Consejos sobre qué comer durante el trabajo

Consejos sobre qué comer durante el trabajo

Como mejores opciones para estas comidas intermedias tenemos las frutas, yogur con bajo contenido de grasa (para quien tiene a su disposición un refrigerador o nevera en el trabajo), y frutos secos, que son excelentes opciones, ya que no ocupan mucho espacio y no necesitan refrigeración; teniendo sólo que moderar su consumo. Las barritas de cereales son comúnmente seleccionadas por practicidad, pero debemos prestar siempre atención a las cantidades de azúcar, sodio y grasa en las barritas que eligamos (e industrializados en general).

Para quién está mucho tiempo fuera de casa, podemos preparar sándwiches con pan integral, lechuga, tomate y queso blanco; lo que corresponderá a un lunch equilibrado y saludable.

A continuación te presentamos una lista más completa con los alimentos indicados para consumir en el trabajo:

  • Frutas: No queda ninguna duda de que las frutas son consideradas las mejores opciones para cualquier dieta nutricional. En comparación con otros alimentos, presentan grandes ventajas, que no se restringen sólo al sabor y al bienestar que proporcionan. Dependiendo de su composición, pueden contener propiedades digestivas e, incluso, optimizar la absorción de los nutrientes contenidos en otros alimentos.
  • Yogur: Versátil y delicioso, el yogur puede ser consumido en cualquier hora del día. Puede ser en un sabroso desayuno, en la merienda de la tarde, o como ingrediente en una receta. Forma parte de la lista de los superalimentos; ya que contiene una gran cantidad de nutrientes que benefician a nuestro organismo.
  • Barritas de cereales: Hechas para satisfacer las demandas de los tiempos actuales, las barritas de cereales encajan perfectamente en el menú del día a día; no obstante, debemos dar preferencia a las barritas integrales y con bajo contenido de grasas y azúcares; así, ayudarán en la reducción de la absorción de productos poco saludables y propiciarán una sensación de saciedad. Algunas barras sustituyen muy bien un postre, por ejemplo.
  • Frutos secos: También conocidas como semillas oleaginosas, los frutos secos son óptimas para ser incorporados en la rutina de la vida contemporánea. Por poseer una gran variedad de formas y sabores, son considerados aperitivos prácticos y sabrosos, y fáciles de llevar en cualquier bolso o mochila. Son muy ricas en nutrientes como selenio y vitamina e, ambos con acción antioxidante.
  • Pan integral: Ideal para sándwiches, el cereal integral es mucho más rico en fibra, vitaminas y minerales que el de los panes comunes. Los panes integrales cuentan con menos azúcares y grasas, lo que ayuda en la función intestinal y aumenta la sensación de saciedad después de comer.
  • Queso blanco: Fuente de los más diversos nutrientes, este tradicional manjar es una presencia casi obligatoria en cualquier dieta. Por su sabor y contenido calórico, puede ser consumido a cualquier hora y en cualquier comida, siempre que no sea en gran cantidad.
Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies