Propiedades medicinales de la vitamina C

Esta es la vitamina probablemente más usada y sobre todo la más conocida. El consumo de esta vitamina cura y previene muchas enfermedades, resientes estudios han demostrado que las personas que ingieren más de 300 mg de esta vitamina suelen vivir muchos más años.

El abanico de posibilidades de donde encuentres esta vitamina es muy amplio, esta lo tientes tanto en fuentes animales como vegetales.

Entre los alimentos de fuente animal que la puedes encontrar es en el hígado.

En primer lugar de los vegetales con la mayor concentración de vitamina C es la acerola (es una de las especies de manzana que se encuentran en el mundo, se encuentra en américa central), seguido por el pimentón.

Entre las frutas tenemos la naranja, el limón mandarinas, lima, kiwi, guayaba, espinacas, aguacate, mangos, melones, alfalfa, uva, patilla, peras, moras, fresas, plátanos, zanahorias, frambuesas, piñas, coco, higos, entre muchos más.

En las verduras podemos encontrar el brócoli, los nabos, el coliflor, la col, los rábanos, las coles de Bruselas, la rúcula, entre otras.

Beneficios de la Vitamina C

Esta importante vitamina aumenta las defensas, esto logra incitando al sistema inmunológico. Además disminuye la intensidad de los refinados.

Esta vitamina es necesaria para la síntesis de colágeno, estos son necesarios para la restauración de los huesos, ligamentos y tendones.

Esta es esencial para el debido funcionamiento de nuestro cerebro, esto es porque desempeña un papel en la síntesis de los neurotransmisores, que estos son los que afectan directamente el estado de ánimo.

La vitamina C previene enfermedades como el cáncer y Alzheimer, que son enfermedades degenerativas, y previene enfermedades cardiovasculares.

Permite una mejor cicatrización en los tejidos, evita el envejecimiento antes de tiempo y ayuda a la absorción de nutrientes y otras vitaminas.

Por ser uno de los muchos antioxidantes su trabajo es bloquear los radicales libres, que se producen cuando el cuerpo se descompone.

Efectos colaterales

Estos efectos son causados con la ingesta de demasiada vitamina C, esto se debe a que el cuerpo no puede almacenar dicha vitamina.

La ingesta de una cantidad superior de 2000 mg diarios, puede causar malestar estomacal y cólico. En los embarazos no se recomienda los excesos de esta vitamina, estas causan deficiencia de esta vitamina en él bebe tras su nacimiento.

Pero bajas cantidades de esta vitamina en el organismo causa anemia, encías sangrantes, puntas del cabello quebradizas, facilidad para formar hematomas, sangrados nasales, aumento de peso la causa es que el metabolismo se pone lento, la pies se pone reseca y se debilita es esmalte de la dentadura.

Poder antibacteriano

Las células de sistema inmune son las que son más ricas en vitaminas C, esto tiene su razón, se necesitan para poder contrarrestar las infecciones. Esta propiedad que posee la vitamina C impide el desarrollo de varias infecciones digestivas y respiratorias.

Las personas con problemas inmunes, se les recomienda ingerir cierta cantidad de vitamina C. además cierto estudios han demostrado que es muy útil para el tratamiento de los herpes.

El peligro de esta vitamina

Uno de los remedios caseros para propiciar un aborto es precisamente esta vitamina, con una sobredosis de ella. Esto lo logras con la ingesta de 12 gr diarios aproximadamente.

Esto ocurre porque la vitamina C elimina todo rastro de progesterona que esté presente en útero, esta es una hormona vital en el desarrollo de un embarazo. En la mayoría de los casos el feto muere a los 5 días de haber empezado a tomarla.

Antes de elaborar este método debes saber cuánto tiempo tienes de embarazo o si ya se formó la placenta, si esto ya ha ocurrido no te servirá porque la placenta produce su propia cantidad de progesterona.

Pero si decides intentarlo debes pensar que podrías hacerle daño irreversible a tu cuerpo, por ejemplo los riñones.

Mas informacion sobre este tema

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies