El problema de la obesidad infantil

Los expertos estiman que el 80% de los niños y adolescentes obesos continuarán siéndolo cuando lleguen a adultos si no se toman las medidas acertadas. En los últimos 40 años, la obesidad infantil en España afecta a más de la mitad de los adultos, los cuales son obesos o tienen sobrepeso, estos mismos trastornos afectan al 28% de los niños españoles, lo que podría llegar a reducir su esperanza de vida por esta enfermedad, mientras que los Estados Unidos ha duplicado el número de personas afectadas.

Hay que distinguir el sobrepeso de la obesidad, el sobrepeso es la antesala de la obesidad. En niños, se debe tratar de inmediato para que, al llegar a la edad adulta se pueden evitar los trastornos que las enfermedades asociadas con la obesidad infantil.

Aunque existe una carga genética, en la obesidad infantil, el problema endocrino no esta tan presente, generalmente es producto de una combinación de factores ambientales lo que la produce (dieta inadecuada, sedentarismo, malos hábitos) , en el caso dela carga genética es cierto que los niños de padres obesos tienden a padecer este mismo trastorno pero generalmente se debe a los hábitos familiares y a factores psicológicos (cuando se utiliza la comida para compensar problemas emocionales, estrés o aburrimiento).

Las dietas hipercalóricas, donde abundan los alimentos ricos en azúcares y grasas, y que consisten en ingerir más calorías de las que se necesitan para el desarrollo de las actividades cotidianas, tiene como consecuencia el incremento indeseado de la grasa corporal y la obesidad infantil. Factores de sedentarismo como ver la televisión o jugar videojuegos es un importante factor de riesgo para desarrollar obesidad porque, aparte de no consumir calorías quita tiempo para actividades deportivas que no solo consumen calorías sino que benefician la salud en general.

Problemas de obesidad infantil

Problemas de obesidad infantil

El ordenador, la tecnología y las consolas suman horas de sedentarismo que reemplazan a los juegos infantiles donde los niños desgastan energías y calorías a la vez que se socializan. Especialmente se nota a partir de los siete u ocho años, cuando en otras épocas eran días de juegos al aire libre y paseos en bicicleta, hoy se ha sustituido por actividades totalmente sedentarias.

Los riesgos de criar un hijo con obesidad infantil se incremente cuando sus padres también lo son (tiene el doble si uno de sus padres es obeso, y ocho veces más si ambos padres lo son). Hay que tener en cuenta que en esta ecuación no solo interviene la herencia genética (la cual facilita el aumento de peso y la inadecuada distribución de la grasa corporal), sino los hábitos y el estilo de vida de la familia, desde la elección que hacen al llevar a su mesa determinados alimentos, formas de cocinarlos hasta el escaso gasto de energía debido a poca o nula actividad física. El niño copiará y se adaptara a las costumbres y normalmente seguirá los mismos hábitos familiares, lo que favorecerá su aumento de peso y el desarrollo de la obesidad infantil a durante la niñez.

No debemos dejar de considerar los factores psicológicos, ya que tanto niños como adultos, muchas veces buscan en la comida la salida a las frustraciones diarias volcándose a este tipo de recompensa como una forma de mitigar sus carencias y frustraciones. Pueden comer para tapar sentimientos, cuando se sienten tristes o inseguros, por estrés, por aburrimiento o para olvidar sus problemas. Los alimentos suelen ser elegidos no por su valor nutritivo y sino por su sabor, muchas calorías (dulces y golosinas, patatas fritas industriales y similares…). En estos casos, los niños puede de estar imitando las maneras de escape a través de la comida han observado en sus mayores desarrollando problemas de obesidad infantil.

Mas informacion sobre este tema

Etiquetas:
No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies