Primeros pasos para adelgazar con la reeducación alimentaria

La mejor manera de adelgazar sin correr el riesgo de engordar de nuevo es hacer una reeducación alimentaria para poder comer de todo, pero en la medida justa, sin tener que recurrir a medicamentos para adelgazar; o bien, a una cirugía, alcanzando resultados definitivos.

La reeducación alimentaria es, sin duda, la mejor receta para adelgazar con salud y para siempre, y consiste en comer alimentos saludables, como frutas, verduras, legumbres y carnes magras en lugar de pasteles, galletas, refrescos, sándwiches y comidas “pesadas”; como platos fritos y lasaña, por ejemplo.

Primeros pasos para adelgazar con la reeducación alimentaria

El paso a paso de la reeducación alimentaria consiste en:

1. Beber 2 litros de agua por día

La hidratación con agua es muy importante en cualquier etapa de nuestra vida; básicamente, el agua no tiene calorías y limpia las toxinas del cuerpo, lo que facilita la desintoxicación. Lo ideal es beber de 1,5 a 2 litros de agua, pero si tienes alguna dificultad en beber a diario esta cantidad de agua, prueba a colocar un trozo de jengibre o exprimir medio limón en una botella de agua fría e ir bebiendo varios sorbos durante el día.

Otra posibilidad para ingerir más líquidos es tomar té sin azúcar, pero nunca tomar jugo industrializado, refrescos o jugos naturales con azúcar; ya que este tipo de bebidas proporcionan energía extra, pero deshidratan.

2. Comer de 3 en 3 horas

Comer cada 3 horas es lo ideal, porque así el nivel de glucosa en la sangre se mantendrá más estable, por lo que sentirás menos hambre y podrás concentrarte mejor en la escuela o en el trabajo. Para conseguir comer cada 3 horas, debes consumir una menor cantidad de alimentos en cada comida, que debe ser compuesta por el desayuno, refrigerio de media mañana, almuerzo, merienda, refrigerio de la tarde y cena. Si piensas que no puedes hacer los refrigerios, prueba a comer menos en el desayuno y en el almuerzo, y si tienes alguna dificultad en desayunar, prueba a comer menos durante la comida y la cena.

Primeros pasos para adelgazar con la reeducación alimentaria

3. Reeducar el paladar

Para elegir mejor los alimentos debemos, así mismo, reeducar nuestro paladar. Las ensaladas, sopas y legumbres cocidas van a agregar más sabor cuando dejes de comer los alimentos que se encuentran llenos de aromas y sabores intensos.

Si no te gusta algún alimento y sabes que es importante, debido a que se encuentra lleno de vitaminas y porque tiene menos calorías que una hamburguesa, por ejemplo, pruébalo varias veces; o cocínalo acompañado de otros ingredientes que te agraden. Cocinar las verduras con una hoja de laurel y añadir un diente de ajo machacado en las sopas puede dar un sabor más agradable, facilitando la adaptación a este tipo de alimentos.

Prueba nuevas recetas y opta siempre por los cereales integrales, ya que disminuyen la sensación de hambre, además de regular el intestino, y deja de comer fast food y frituras. Consume por lo menos 2 frutas al día; además, estas son ideales como postre.

Para que estos cambios sean implementados mejor en nuestra vida cotidiana; debes hacer 1 cambio por semana hasta que una alimentación saludable se convierta en un hábito que será adoptado para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad