¿Por qué debemos consumir calcio?

El calcio, es el compuesto principal de los dientes y huesos, y también es el mineral que se encuentra en el cuerpo humano de manera más abundante, este mineral no solo es importante para la salud ósea, sino que también es el responsable de mejorar las funciones de los músculos cuando se contraen y de las actividades cardiacas. Es de suma importancia por lo antes mencionado que la cantidad de calcio presente en la sangre denominada calcemia siempre se mantenga en niveles constantes, es allí donde radica la importancia de no permitir que el cuerpo tenga bajos niveles de calcio y recurra a usar el calcio presente en los huesos y dientes, esto podría inducir a la aparición de enfermedades como la osteoporosis, y la perdida involuntaria de las piezas dentales.

Calcio en el cuerpo humano

Calcio en el cuerpo humano

Funciones del calcio en el organismo

El calcio una vez dentro del cuerpo humano, favorece el equilibrio hídrico que es el proceso que controla los lípidos que entran al cuerpo por medio de los alimentos y los que el cuerpo desecha, la regeneración celular necesita también del calcio ya que este se encarga de proveer el oxígeno que estas necesitan.

Los huesos y dientes son un gran depósito de calcio que se debe mantener en los niveles normales para prevenir enfermedades como la osteoporosis, que una vez que se desarrolla incide en la disminución de la masa ósea, es decir los huesos pueden fuerza y vitalidad, lo que conlleva a que hasta con una simple actividad diaria puedan romperse, es una enfermedad en muchos casos asintomática, no se detecta hasta que surgen las primeras fracturas y las personas son sometidas a estudios de alta gama. Para evitar este padecimiento es fundamental llevar una dieta balanceada desde temprana edad, sobre todo durante la adolescencia que es cuando los huesos necesitan más presencia de calcio, consumir diariamente derivados lácteos puede aportar calcio, de igual manera existen otros alimentos cuyo consumo ayuda a cubrir la necesidad de calcio de una forma equilibrada y sin sobrepasar el límite diario de calorías, tales como las espinacas, repollo, las alcachofas o la lechuga, que se encuentran entre los vegetales más ricos en calcio, así como las legumbres, los frutos, las almendras y las nueces y la proteína proveniente del pescado.

Cuando el organismo no tiene la cantidad de calcio que requiere, pueden presentarse enfermedades periodontales, donde el hueso de la mandíbula es el más comprometido, se debilita lo que hace que los dientes pierdan la fuerza evidenciándose durante las comidas cuando duele masticar los alimentos. Durante el embarazo es fundamental el consumo de calcio, tanto para la madre como para él bebe en desarrollo ya que un índice de calcio normal en la sangre puede prevenir problemas de hipertensión durante y después del embarazo.

Mas informacion sobre este tema

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies