Poner verduras en las comidas y que los niños se las coman

El mayor problema de los padres de la actualidad es encontrar formas creativas de conseguir que sus niños se coman sus verduras. No permitas que hacer que tu hijo coma sano se convierta en una carga para ti. Aquí hay 3 ideas rápidas y fáciles para aumentar la ingesta de vegetales en tus pequeños, continua leyendo.

Prepara un dip saludable: La investigación muestra que los dips son una gran manera para que los niños aumenten su consumo de vegetales. Prepara un dip bajo en grasa y sírvelo con palitos de apio, pimientos rojos en rodajas y las zanahorias baby. Si estás tratando que tus hijos coman más frutas, preparar un coctel de frutas con yogurt natural.

Haz puré con las verduras: Según los expertos, hacer puré las verduras ha demostrado ser la forma más práctica para aumentar el consumo en los niños. Además, hacer puré es una de las maneras más fáciles y asequibles para añadir verduras en la comida de tu hijo. Algunas verduras que puedes hacer puré son los calabacines, las zanahorias, las calabazas, el pepino y el apio. Congela el puré de verduras en bandejas para cubitos de hielo para usarlos más adelante. Añade estos purés en sopas y salsas para pasta para mejorar el sabor y agregarle más nutrientes.

Como hacer que los niños coman verduras

Como hacer que los niños coman verduras

Prepara tus propios fideos: ¿Te gustaría comer tus propios fideos? fabricar tus propios fideos de verduras es una manera divertida de que tus hijos coman sus verduras y más si los preparas junto con ellos. Para hacer tus propios fideos vegetales, simplemente tritura calabacín o cualquier otra calabaza de tu elección con un rallador o mandolina. También puedes invertir en una máquina para preparar tallarines de verduras. Con esta idea, puedes preparar espagueti de calabaza, que en realidad se parece al espagueti convencional.

Cocina los espaguetis de calabaza en cualquier microondas en un recipiente con agua u hornear las mitades de calabaza en el horno durante 30-40 minutos. Después de que la calabaza se haya cocinado, deja que se enfríe y luego desmenuza con un tenedor para crear “pasta”. Prepara una salsa de pasta saludable lleno de tomates en puré, albahaca, queso mozzarella y las verduras que previamente guardaste en los cubitos.

Es importante tener en cuenta que los niños pueden no ser muy receptivos a nuevos alimentos desde el principio, pero la paciencia es la clave. De hecho, es absolutamente normal que los niños acepten lentamente los nuevos alimentos después de 8 o 10 intentos (¡o más!). Solo pon en práctica estas 3 ideas simples para que tu hijo coma sus vegetales y tenga hábitos de alimentación saludables.
Estas ideas no solo deben aplicarse en los niños, también son una buena alternativa para aquellos adultos que actúan como niños y no se quieren comer sus vegetales.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad