Pierde peso con tan solo una naranja

En más de una ocasión nos hemos encontrado con todo tipo de trucos y supuestas fórmulas milagrosas para adelgazar, pero que al final no han surtido efecto o incluso solo han contribuido a aumentar los kilos que tenemos. Pues bien, antes de empezar a hablar de este truco alimenticio queremos destacar que no se trata ni de un milagro ni de una fórmula mágica.

Es necesario tener un buen control de la alimentación y hacer deporte de manera habitual para poder controlar el peso y estar más sanos. Pero con estos sencillos consejos podremos potenciar aún más los efectos beneficiosos de estas pautas. Y nos saldrá mucho más barato que las pastillas, los gimnasios y las visitas al nutricionista.

Comer una naranja

Así de simple. Si antes de cada comida tenemos la costumbre de comernos una naranja o de tomar un sumo recién exprimido y con pulpa, notaremos los efectos que tiene esta fruta mucho más allá del sentido nutricional. Una sencilla naranja tradicional hace mucho más por nuestro cuerpo que un tratamiento completo de dietética y nutrición.

Si te parece que esto es una broma, o algún tipo de estafa, ten en cuenta las características que tienen las naranjas y el porqué de esta aseveración.

Tres naranjas

Tres naranjas

¿Por qué consumir una naranja antes de las comidas va a ayudarte a adelgazar?

Las naranjas aceleran el metabolismo, son depurativas y aportan al organismo antioxidantes que ayudan al cuerpo a luchar contra los elementos externos. Esto de por sí es más que una poderosa razón para incluirlas en nuestra alimentación y para comprar naranjas Valencia o de cualquier otra variedad, siempre procurando que sean los más naturales posible.

Pero además, las naranjas están dentro del grupo de alimentos que se denominan como calorías negativas. Esto significa que las calorías que aportan al organismo son menos de las que se necesitan para que el cuerpo las digiera, por lo que de por sí una naranja ayuda a consumir más energía de la que aporta.

Si a esto le añadimos otro factor, que es su alta cantidad de fibra saciante, cuando se toma una naranja antes de las comidas, la cantidad de alimento necesaria hasta sentir que el hambre se ha ido es menor, por lo que la ingesta también lo es, ayudando de este modo a que el cuerpo se mantenga en forma y controlemos nuestro peso con mucha más facilidad, dentro de unas pautas de nutrición y salud adecuadas.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies