Pasos para mantener el peso después de adelgazar

¿Has logrado adelgazar, pero no sabes qué hacer para mantener tu peso ideal? Desafortunadamente, muchas personas que pierden peso terminan por subir algunos kilos al poco tiempo. Por eso, para ayudarte a mantenerte en un rango saludable; a continuación, te presentamos algunos consejos a tener en cuenta.

Ejercicio físico regular

La actividad física desempeña un papel importante en el mantenimiento del peso. Puede ayudar a quemar algunas calorías extras y acelerar el metabolismo, que son dos factores necesarios para alcanzar el equilibrio de la energía.

Cuando presentas una energía equilibrada, ayudas a tu cuerpo a quemar la misma cantidad de calorías que consumes. Como resultado, es más probable que el peso siga siendo el mismo.

Es importante señalar que el ejercicio es más útil para el mantenimiento del peso cuando es combinado con otros cambios de estilo de vida, incluyendo una dieta saludable.

Consume proteínas

Consumir alimentos ricos en proteínas es uno de los pasos más importantes para mantener el peso, ya que la proteína reduce el apetito y promueve la sensación de saciedad.

En general, las proteínas aumentan los niveles de la hormona leptina, que nos induce a una sensación de saciedad y que es importante para la regulación del peso. La proteína también reduce los niveles de hormonas grelina, que aumentan la sensación de hambre.

El efecto de la proteína en tus hormonas y sensación de saciedad puede reducir automáticamente el número de calorías que consumes por día; que es un factor importante en el mantenimiento del peso.

Además, la proteína requiere una cantidad significativa de energía para que tu cuerpo la digiera. Por lo tanto, comer alimentos ricos en proteínas puede aumentar el número de calorías que quemas durante el día.

Controla tu peso

Controlar el peso regularmente puede ser una herramienta útil para el mantenimiento del peso.

En un estudio, las personas que se pesaban seis días por semana, en promedio, comían 300 calorías menos al día que las que monitoreaban su peso con menos frecuencia.

Cuidado con los Carbohidratos

Uno de los pasos para mantener el peso, es prestar atención a los tipos y cantidades de carbohidratos que comes.

Comer carbohidratos refinados, como el pan y la pasta, puede ser perjudicial para tus objetivos de mantenimiento de peso.

Estos alimentos no tienen fibra natural, necesaria para promover la sensación de saciedad. Y es sabido que las dietas con pocas fibras están asociadas al aumento de peso y la obesidad.

Limitar la ingesta de hidratos de carbono también puede ayudar a mantener el peso. Por ello, una de las opciones es optar por la dieta low carb.

Prevén la pérdida de músculo

La reducción de la masa muscular es un efecto secundario común de la pérdida de peso.

Perder músculo reduce el metabolismo; es decir, quemarás menos calorías a lo largo del día.

Hacer algún tipo de entrenamiento de resistencia, como levantar pesas, puede ayudar a prevenir la pérdida de músculo y, a su vez, preservar o mejorar la tasa metabólica.

Una de las opciones que se pueden adoptar están el entrenamiento HIIT.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad