Pasos para aprender a disfrutar de las hortalizas y verduras

Uno de los grandes retos de quien ha tenido siempre una alimentación saludable es el aprender a disfrutar de hortalizas y verduras.

Si aún no cuentas con este hábito, a continuación te mostramos algunos pasos esenciales para aprender a disfrutar de hortalizas y verduras:

Abandona tus antiguos vicios

Este puede ser el paso más difícil, pero seguro que es uno de los más importantes.

Los alimentos grasos y llenos de azúcar aumentan las sensaciones de bienestar y, por eso, pueden transformarse en un auténtico vicio. Y es justamente de estos vicios de los que debemos huir.

Debemos de tener en cuenta que no tenemos que abandonar por completo las grasas o los azúcares, sino reducir su consumo. Si comes, por ejemplo, 10 bombones, cuando compras una caja de ellos, come sólo uno o dos. Así mismo, si sueles comprarlas con regularidad, cambia la porción grande de papas fritas por una porción pequeña.

A medida que comiences a ingerir menos grasa y más verduras, pasarás a extrañar con menor intensidad este tipo de alimentos y, así, aprenderás a consumir con gusto verduras y hortalizas.

Pasos para aprender a disfrutar de las hortalizas y verduras

Comienza poco a poco

Si nunca te gustó comer berenjena, chayote, tomate y remolacha, no llenes tu plato con estos alimentos desde un inicio. Si te fuerzas, puedes terminar desencadenando una aversión mucho peor. Lo ideal  es introducir en nuestra dieta verduras poco a poco, así como prepararlos de formas diferentes.

Varía las recetas

Una de las grandes ventajas de los vegetales es su versatilidad. Una zanahoria, por ejemplo, puede ser rallada cruda e introducida en platos como las ensaladas; así mismo, puede ser cocida con otras verduras y comida con un delicioso arroz integral, entre otras muchas recetas.

Si aprendes a variar las recetas, percibirás cómo hortalizas y verduras pueden llegar a ser realmente deliciosas.

Prepara platos atractivos

El sentido de la vista juega un importante papel en el despertar del apetito, por lo tanto, también deberemos mejorar el aspecto de nuestras recetas. Poco a poco, tu paladar se irá acostumbrando.

Pasos para aprender a disfrutar de las hortalizas y verduras

No confíes en tu nariz

Si estás acostumbrado al olor de una hamburguesa, de una pizza o de la lasaña, seguro que no te va a hacer muy feliz al oler una porción de brócoli o de coliflor.

En estos casos, no debes confiar en tu nariz. Algunos de los vegetales, crudos, pueden tener un olor más fuerte por contener grandes cantidades de compuestos sulfurosos (los principales responsables del olor característico de estos vegetales).

Después de preparados, el olor desaparece y todo lo que queda es un sabor increíblemente fresco y saludable.

Picar bien los alimentos y sazonar “con amor”

Si apuestas por condimentos atractivos como el limón, el aceite de oliva, la sal y la pimienta, harás que tus hortalizas y legumbres cuenten con un mejor sabor.

Además, esta es otra excelente manera de comenzar a acostumbrar a nuestro paladar. De esta forma, terminaremos por acostumbrarnos a consumir hortalizas y vegetales cada día, sin que veamos esto como un auténtico calvario.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad