Ortorexia, obsesión por comer sano

Los últimos tiempos se ha tomado mucha más conciencia de la importancia de una buena alimentación. Esto implica variedad de alimentos, evitando todo aquello que no nos aporta nutrientes, pero si grasas, como las frituras y los dulces. Pero una cosa es tener una alimentación saludable, y otra muy diferente, es obsecionarse con la comida.

De eso se trata la ortorexia, de una obsesión por comer sano. Pero no se trata solamente de elegir buenos productos, cocciones sin grasas, alimentos fescos, etc., sino que la obsesión llega a tal punto que la vida gira en torno a ello.

La ortorexia implica un control exhaustivo y obsesivo sumamente estricto de la comida, todo se centra en ello, cada pensamiento y acción durante el día. Pero no debemos confundir, hoy casi todos nos preocupamos por comer sano, pero cuando esto se transforma en una obsesión, pone en riesgo nuestra salud.

El médico Steve Bratman fue un pionero en estos casos, con su publicación Health food junkies, en donde a modo de diagnóstico (debéis consultar con un médico siempre!) utiliza tres preguntas simples: «¿Su forma de comer lo aísla de los demás?», «¿Se siente culpable cuando come algo no permitido por sus convicciones dietéticas?», o «¿Se preocupa más por la calidad de los alimentos que por el placer de comerlos?». Si la respuesta es positiva aunque sea en alguna de las preguntas, es probable que sufran un trastorno como la ortorexia.

perder peso comiendo sano

Perder peso comiendo sano

Las personas que sufren de ortorexia suelen suprimir grasas, las carnes, sólo ingieren verduras y frutas, y no cualquier verdura, serían capaces de recorrer kilómetros para conseguir la más «saludable». Tampoco consumen todas las frutas y vegetales. Obviamente las harinas y el azúcar están restringidos. Podrían pasar horas comprando alimentos, ya que suelen leerlas etiquetas con muchísimo detenimiento.

Tienen por lo general actitudes obsesivas compulsivas. Las dietas están basadas en alimentos cultivados de forma ecológica, de origen natural por supuesto, alimentos que no posean ninguna sustancia artificial y sin grasa, sino podría ocasionarles daños (paradójicamente).

La realidad es que estas personas suelen sufrir anemia, falta de minerales y vitaminas, desnutrición, carencias en la vida social, cambios de humor, etc.si sientes que tu cuidado por comer sano no te permite disfrutar, que ya no sales a comer  porque la comida «no es apropiada», si sistemáticamente lees cada una de las etiquetas de los productos que consumes, quizás sea hora de visitar a tu médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad