Mitos y verdades sobre la carne de cerdo

A continuación te presentamos algunos mitos y verdades sobre una de los tipos de carne que más se encuentran rodeados de mentiras, la carne de cerdo:

¿La carne de cerdo puede transmitir enfermedades?

Sí, pero sólo si el corte comprado no es certificado y la preparación no es la adecuada. El cerdo es un huésped intermediario. Esto significa que si el animal no se alimenta adecuadamente comiendo comida humana contaminada y no pienso, por ejemplo, y si es mal cocida, quien consume la carne puede correr riesgos.

¿Los cortes de cerdo son más grasos y contienen más colesterol?

Depende. Algunos cortes de la carne de cerdo pueden tener la mitad de la grasa y del colesterol que algunas de las opciones de ganado vacuno o de pollo. Un trozo de lomo de carne de cerdo por ejemplo, en comparación con el muslo de pollo, puede ser más saludable.

En relación a las proteínas, el cerdo también lleva ventaja: un pedazo de 100g de filete de carne de cerdo tiene cerca de 37g de proteínas, mientras que el mismo tamaño de muslo de pollo, tiene, en promedio, 28.

¿Cuántas veces debemos incluir la carne de cerdo en nuestra dieta?

Lo recomendado es consumir el alimento hasta tres veces en la semana, pero alternándolo con pescado, carne de res, pollo y huevos. Lo importante es elegir siempre los cortes más delgados y no freírlos, sino simplemente asarlos, intentando retirar la mayor cantidad de grasa posible.

¿Las mujeres embarazadas tienen permitido consumir carne de cerdo?

Sí siempre que se haya comprado una carne de cerdo de procedencia conocida y la preparación haya sido adecuada.

¿La carne de cerdo es de color rojo o blanco?

Es de color rojo. El animal tiene menos hemoglobina que el buey y la vaca, por eso el color de la carne de cerdo es más clara. Hay quienes dicen que la carne de cerdo es mixta, entre la roja y la blanca, pero los nutriólogos la consideran roja.

¿Cuáles son los cortes de la carne de cerdo más saludables para consumir?

Los cortes más saludables y con menos grasa son el lomo de cerdo y el pernil; consideradas como las partes más magras; sin embargo, en el consumo de carne de cerdo influye en sobremanera el modo de preparación; de ahí que debamos de evitar preparar la carne de cerdo frita.

¿La carne de cerdo puede provocar alergias?

Es un hecho que las alergias de origen alimentario están relacionadas con las proteínas, y, en general, con cualquier tipo de carne. Pero, aunque la carne de cerdo es fuente de este nutriente, es una de las carnes que no tiene un índice tan elevado de reacciones alérgicas. Sin embargo, los productos embutidos, elaborados a partir de carne de cerdo, llevan en su composición algunos de los componentes químicos que pueden desencadenar cuadros de alergia (algunos bastante graves), aunque no estén directamente relacionados con la carne de cerdo. De ahí que debamos evitar a toda costa consumir embutidos regularmente o en grandes cantidades.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad