Mejor dieta para fortalecer los huesos

Los alimentos son la materia prima fundamental de nuestro esqueleto, pues a través de ellos nos aseguramos los nutrientes encargados de formarlo, mantenerlo y respaldarlo. De no proporcionárselos, corremos el riesgo de causar un proceso de desmineralización con consecuencias tan graves como la osteoporosis. A continuación los especialistas nos recomiendan la mejor dieta para fortalecer los huesos.

El hueso está constituido por tejido vivo, que se forma y se destruye continuamente. En la infancia y la adolescencia la masa ósea va aumentando hasta alcanzar su pico máximo a los 30 años. A partir de los 40 se inicia una pérdida lenta y progresiva, y tras la menopausia este proceso se acelera con la osteoporosis, destruyéndose más hueso del que se forma.

Por tanto, es durante la infancia cuando los huesos deben nutrirse de los elementos necesarios para su crecimiento y es imprescindible que llevemos adelante una dieta para fortalecer los huesos.  Pero no solo durante la infancia, ya que también es importante que mantengamos unos buenos hábitos alimenticios toda la vida para que sigan conservándose y evitar, así, posteriores molestias, especialmente después de la menopausia.

Los alimentos que no deben faltar en la dieta para fortalecer los huesos

Sin duda, el nutriente básico que necesitan los huesos es el calcio, pues es su principal componente. Por eso se recomienda consumir lácteos a diario, fuente principal de este mineral, además de legumbres, verduras frescas, frutos secos… que también lo contienen en cantidades importantes. A continuación te damos más detalles al respecto.

Alimentos que te ayudan a fortalecer los huesos

Alimentos que te ayudan a fortalecer los huesos

Lácteos – Dieta para fortalecer los huesos

Leche, yogur y queso son los alimentos que aportan más cantidad de este mineral. Los dos primeros, tanto enteros como desnatados, lo hacen en la misma proporción. Los quesos, cuanto más curados, más calcio aportan, pero también más grasas, por lo que deben consumirse con moderación. Dos vasos de leche o cuatro yogures al día cubren las necesidades requeridas de este mineral.

Frutos secos – Dieta para fortalecer los huesos

Almendra, avellana y semillas como el sésamo son otras buenas fuentes de calcio. En concreto, unos 100 gramos de almendras aportan casi el doble que medio vaso de leche. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es un calcio que el organismo no aprovecha tan bien como el de los lácteos, pues éstos tienen lactosa y vitamina D que ayudan a mejorar su absorción.

Legumbres – Dieta para fortalecer los huesos

Los garbanzos y la soja son las legumbres que más contienen. Aparte de fibra y proteínas de calidad, 100 gramos de garbanzos aportan la misma dosis que medio vaso de leche. Si se trata de soja, la cantidad se duplica, y además contiene fitoestrógenos que frenan el deterioro de los huesos producido por la escasez de calcio.

Pescado azul – Dieta para fortalecer los huesos

El pescado azul que se ingiere con la espina es una buena fuente de este mineral. Es el caso de peces pequeños como el boquerón, la sardina y similares. Además, también aportan vitamina D, que favorece su absorción.

Etiquetas:
No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad