Las maratones son malas para la salud

Científicos alertan sobre los riesgos de la deshidratación causada por los ejercicios extremos como las maratones son malas para la salud.

Seguro que ya has escuchado antes, alguna vez, que el deporte de alto nivel no es sinónimo de salud. Pues bien, aquí va un argumento para comprobar esta teoría popular: resulta que las maratones no son tan saludables como parecen.

Un estudio de la Universidad de Yale publicado recientemente en la revista American Journal of Kidney Diseases ha comprobado que correr 42 kilómetros seguidos, (distancia de una maratón estándar) compromete el funcionamiento de los riñones: el 80% de los competidores que participaron en la encuesta presentaron problemas posteriormente.

A pesar de que los órganos se recuperan en un intervalo de dos días, los investigadores sugieren que los atletas con problemas en los riñones, diabetes, hipertensión, edad avanzada y aquellos que estén tomando medicamentos anti-inflamatorios deberían estar alerta en cuanto al impacto de las maratones en el funcionamiento de sus riñones para no empeorar sus cuadros médicos.

En 2015, más de medio millón de personas participaron de competiciones de este estilo en los Estados Unidos. Estudios previos ya habían mostrado la influencia de las actividades físicas intensas como el entrenamiento militar, la cosecha de caña de azúcar y la minería en climas muy calientes en la salud de los riñones. Esta es la primera investigación que relaciona este problema con los efectos de la maratón.

Para llegar a estos resultados, el equipo de investigadores acompañó a un grupo de participantes de la maratón de la ciudad de Hartford, la capital del estado de Connecticut, en 2015 y recogieron la sangre y orina antes y después de la competición, y analizaron diversos marcadores de disfunciones, así como los niveles de creatinina (si es alta, indica insuficiencia renal), las células de los riñones y de las proteínas presentes en la orina.

Salida de maratón

Salida de maratón

Los aspirantes evaluados no hicieron uso de esteroides o anti-inflamatorios en las 48 horas anteriores a la prueba, ya que estas sustancias interfieren en el rendimiento físico durante la carrera y, por lo tanto, en el funcionamiento de los riñones. A pesar de los bien entrenados y preparados para la maratón, el 82% de ellos mostraron signos de insuficiencia renal aguda después de la competición. O sea, los riñones no estaban consiguiendo filtrar correctamente las impurezas contenidas en la sangre.

De acuerdo con los investigadores, esta respuesta de los órganos puede ser explicada por el aumento de la temperatura corporal, deshidratación o por la disminución del flujo sanguíneo en los riñones. Destacan que los estudios no tienen en cuenta los cambios de peso durante la prueba y que aún es preciso rehacer las pruebas con una muestra mayor de participantes.

Los científicos afirman que los corredores con problemas renales deben consultar a sus médicos y entrenadores, y que la moderación es la palabra clave. Vale la pena recordar que las carreras de largas distancias mejoran el estado de ánimo y disminuyen los riesgos de la obesidad, la depresión y la diabetes, por ejemplo. ¡Que esta información no sea tomada como una excusa para evitar el ejercicio físico!

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies