Las 5 semillas de la salud

Las semillas son pequeñas pero muy ricas en proteínas, fibra y ácidos grasos esenciales, lo que las hace capaces de ayudar al organismo en la prevención de algunas de las enfermedades más temidas.

Muchas de ellas ofrecen una contribución importante en la regulación de los niveles de azúcar y colesterol en la sangre. Conoce, a continuación, las 5 semillas de la salud, llamadas así, por ser las más beneficiosas:

1. Semillas de girasol

La ingesta de semillas de girasol es útil para aquellos que quieren mejorar la digestión, aumentando la ingesta de fibras vegetales en la alimentación. Las semillas de girasol también son ricas en ácido fólico, muy importante para las mujeres durante el embarazo, período en el que su necesidad se duplica. También contienen cobre, selenio y vitamina E, que ayuda a prevenir enfermedades del corazón y daño en los niveles celulares.

2. Semillas de sésamo

Las semillas de sésamo son una de las más importantes fuentes vegetales de calcio. Una porción de 100 gramos de semillas de sésamo contiene 1000 miligramos de calcio. También contienen hierro, magnesio, zinc y fibras vegetales, además de fósforo y vitamina B1. Debido a su composición, las semillas de sésamo son consideradas un alimento único. Contienen fibras capaces de combatir el colesterol, bajar la presión arterial y reparar el hígado de posibles daños. Se consideran beneficiosas, incluso en el caso de la artritis o la osteoporosis y durante la menopausia.

Semillas con magnesio

Semillas con magnesio

3. Semillas de calabaza

Estudios científicos han destacado como las semillas de calabaza pueden ser eficaces en la prevención del cáncer de próstata. Son ricas en antioxidantes específicos llamados carotenoides, capaces de estimular el sistema inmunológico y la fuerza para luchar contra las enfermedades. Estas semillas también son ricas en omega 3 y zinc, dos nutrientes beneficiosos en la prevención de la artritis y la osteoporosis.

Los fitosteroles contenidos en las semillas de calabaza ayudan a reducir los niveles de colesterol en la sangre y a fortalecer la capacidad del cuerpo para combatir el cáncer.

4. Semillas de chía

Las semillas de chía, como semillas de sésamo, son muy ricas en calcio. Pueden, de hecho, contener hasta 600 miligramos de calcio por cada 100 gramos de la semilla. También son muy ricas en fibras vegetales, antioxidantes y proteína, aunque parezcan tan pequeñas.

Las semillas de chía pueden regular el nivel de azúcar en la sangre y reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, además de combatir un aumento de peso excesivo.

5. Semillas de lino

Las semillas de lino son especialmente valiosas por causa de su alto contenido de omega 3. Puede ser considerada, junto con el aceite de linaza como la principal fuente de ingesta de ácidos grasos omega-3 para vegetarianos y veganos. Para este efecto, las semillas de lino debe ser consumidas crudas, de preferencia después de haber sido quebrantada.

Las semillas molidas se deben consumir inmediatamente o almacenadas en el refrigerador por un corto período de tiempo. El omega-3 que contienen, ayuda a proteger el cuerpo contra el riesgo de sufrir de enfermedades cardíacas y es útil en el tratamiento de enfermedades como la hipertensión y la osteoporosis.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad