La dependencia al ejercicio existe y es peligrosa

El ejercicio físico es una de las actividades más difundidas desde el contexto social y también desde el médico. Hay muchas razones detrás de ellas, por ejemplo, la sociedad considera la actividad física como algo apropiado y es de hecho un precursor de nuevas relaciones amistosas con nuevas personas. Medicamente es algo que se promueve por los grandes beneficios para con la salud general, para el control del peso ideal y para un aumento sustancial de la resistencia y la eficiencia inmunológica.

Dentro de los beneficios orgánicos se conoce el tener un sistema para quemar exceso de calorías eficientemente, que es clave para controlar el peso. El sistema cardiovascular es también óptimamente mantenido, minimizando en gran medida las probabilidades de llegar a sufrir enfermedades coronarias. Además, como se mencionó anteriormente, se mejora la respuesta inmunológica del cuerpo para con las enfermedades.

Y no es que el cuerpo se vuelva inmune, sino que puede abordar más oportunamente una enfermedad, aumentando dramáticamente la rapidez en que es superada. El organismo está consciente de esto, por lo cual siempre que se realiza ejercicio físico, se produce una muy característica sensación de bienestar que motiva el seguir realizando ejercicio físico.

Peligros de la adicción al ejercicio físico

Peligros de la adicción al ejercicio físico

Un tema poco tratado es el de lo que produce el exceso de actividad física, que puede conllevar a problemas como el síndrome del corazón fuerte. El abuso del ejercicio produce una conocida dependencia que es a causa de las recompensas cerebrales que el individuo recibe cuando realiza ejercicio. Estudios médicos sugieren que estas recompensas pueden tener la intensidad y el placer de un orgasmo sexual.

Identificando oportunamente el límite del deportista en cuanto a la práctica de los ejercicios, se hace posible evitar caer en el abuso y de sus posibles consecuencias orgánicas, en la misma medida que se evita el desarrollo de esta extraña dependencia que apenas estamos conociendo.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies