Gel vs barras – la disputa por la energía

Algunos corredores disfrutan de geles de alto contenido de hidratos de carbono para mantenerse durante un maratón, otros prefieren masticar una barra de cereales. Puesto que la nutrición para las carreras largas es tan importante como entrenar para ellas, elegir la fuente de energía adecuada para consumir en medio de la carrera debe estar en la cima de tu lista de preparación. Si estás preparándote para una maratón o si simplemente quieres comenzar a correr más kilómetros este mes, nunca es demasiado pronto para empezar a probar cual es la fuente de energía que funciona mejor para ti. Aquí están algunos de los pros y los contras del consumo de geles o barras de cereales:

Los bocadillos para la carrera

En realidad, no todo el mundo necesita alimentarse durante una carrera. Tenemos suficiente glucógeno almacenado en los músculos para durar una hora, sin tener que alimentarnos. Sin embargo, para las carreras con más de una hora de duración, durante una media maratón o maratón, por ejemplo, tu cuerpo necesitará de una fuente de energía para quemar como combustible y mantenerse funcionando.

¿Frecuencia con la que debes reponer?

La mayoría de los vendedores te dirá que necesitas por lo menos 5 barritas o geles durante una maratón – uno de cada 10 km a partir del km 10, una de reserva, porque nunca se sabe y, ya que tienen una promoción de pague 6 y lleve 7, ¿por qué no? Hablando por experiencia, sugerimos menos. En primer lugar, si lo analizas detenidamente, no necesitas tanto. En segundo lugar, no es raro que los corredores sufran de hinchazón, calambres y otros problemas de estómago como resultado de consumir refrigerios ricos en carbohidratos, cafeína y fructuosa durante la prueba. Para tu próxima carrera larga trata de comer sólo 2, y más cerca del principio que del final. Durante las carreras largas, el cuerpo puede apagar el estómago por completo o reducir el metabolismo para ahorrar recursos. Es por eso que no es raro ver a los corredores cerca del sprint final vomitando después de comer alguna cosa.

Ahora vamos a echar un vistazo a las opciones:

Barras de Energía

Las barras de energía por lo general contienen hidratos de carbono, además de proteínas, grasas y micronutrientes. Diferentes barras tienen diferentes funciones y beneficios al consumir antes, durante o después del ejercicio, y esto generalmente es indicado en la etiqueta.

Pros: Si eres medio gourmet o te gusta experimentar, las barras pueden ser su mejor opción. Existe una variedad mucho mayor de sabores, ingredientes y contenido nutricional. Muchas barras contienen proteínas y, aunque no sean necesarias para dar energía durante la carrera, la proteína puede iniciar el proceso de recuperación.

Contras: A diferencia de los geles, las barras de energía se funden en el calor y se endurecen en el frío. Nadie quiere el lío de una barra de energía derretida en el bolsillo y durante una carrera, una barra difícil de usar, también es difícil de comer y puede hacer que el corredor pierda la atención. Altos niveles de fibra o grasa también pueden dificultar la absorción de los carbohidratos en el organismo y causar molestias o calambres. Además, una barra de energía no te va a hidratar como en el caso del gel (con agua añadida).

Geles

Los geles energéticos son una manera de recargar las reservas de carbohidratos que son descargados en la carrera. Un único paquete de gel está compuesto por una mezcla de glucosa y fructosa, y generalmente contiene 20-30g de carbohidratos, además de sodio.

Pros: Los geles son mucho más densos en energía, barras y bebidas. También viene en sobres pequeños, lo que los hace fáciles de transportar, almacenar en tu cinturón o en el bolsillo. Otro pro es que muchas veces hay una gran variedad de sabores para elegir. Como son líquidos, no se quedan aplastados o empapados, por lo que no necesitas preocuparte de si se derrite en el calor.

Contras: No todo el mundo tiene el estómago para lidiar con geles altamente concentrados y muchos corredores se quejan de calambres, náuseas e hinchazón al consumir geles de carbohidratos. Trata de comprar aquellos en que “no es necesario añadir agua”, de lo contrario, los geles pueden ser desagradables. También es importante que sepas si tienes intolerancia a la fructuosa – en este caso tal vez sea mejor evitar todos los geles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad