El síndrome del corazón fuerte, enemigo de los deportistas

La actividad física es una de las cuestiones de las que más se habla con los pacientes en consultas de medicina general, y hay una serie de razones que justifican esas charlas y todas ellas miran hacia la salud. Dentro de los beneficios se encuentran un mejor estado físico que beneficia el sistema inmunológico, una fortaleza física ideal para la higiene postural, una mejor autoimagen y un estado emocional sin depresión.

Las personas que practican actividades físicas, tienden a hacerlas parte de su vida diaria por todos estos beneficios, pues tener el control de su calidad de vida es cómo manejar el santo grial de la buena vida. En cualquier caso, hay que cuidar que quienes practican ejercicios lo hagan de manera moderada y en completa supervisión.

Las razones detrás de esto son simples pero poco comprendidas. De hecho se puede caer en el abuso de ejercicios que pueden causar afecciones serias y revertir la buena calidad que se había logrado en los inicios. Bien dice el dicho que todo en exceso es malo y uno de los perjuicios más inmediatos del exceso de ejercicio impacta al corazón, sobre todo si es ejercicio de tipo aeróbico.

Síndrome del corazón fuerte

Síndrome del corazón fuerte

Para entender como ocurre el perjuicio, hay que entender que el ejercicio supone un aumento del ritmo metabólico que involucra también el aumento del ritmo cardíaco. Un corazón entrenado, puede funcionar prolongadamente, supliendo de recursos a todo el organismo pero si se sobre entrena, puede generarse mucha musculatura.

Un corazón musculoso, es menos eficiente que un corazón normal, bombeando menor cantidad de sangre que la que debería hacer considerando la demanda del organismo. Aquí se produce un síndrome conocido como el síndrome del corazón fuerte. Un sistema cardiovascular que funciona en menor rendimiento, puede provocar también que otros mecanismos del cuerpo fallen, por lo cual debe prevenirse.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies