Dieta para engordar

Es paradójico y casi cómico, pero mientras algunas personas sufren de hambre recurriendo a cuanta dieta se les cruza por delante para bajar de peso, otras sufren intentando subir unos kilos. Lo peor es que, para algunos, engordar no es tan fácil… Por eso os traemos una dieta para engordar

Cuesta creerlo, pero hay quienes necesitan una dieta para engordar. Y más difícil es aún creer que para algunas personas esta meta puede ser muy difícil de lograr debido a sus hábitos alimenticios y principalmente al metabolismo, que les hace quemar rápidamente todas las calorías que consumen, sin almacenar grasa.

Mientras no hayan problemas de anorexia u otros trastornos alimenticios, ser flaco no conlleva problemas de salud, contrariamente a la antigua creencia de que mientras más gordo, más sano. Este concepto, claramente, está obsoleto hace años. En general, quienes quieren engordar lo hacen por razones estéticas o deportivas. Algunas personas –hombre y mujeres- se sienten demasiado flacos, huesudos o planos, y se acomplejan por ello. Otros necesitan engordar para competir mejor en la actividad deportiva que hacen o para entrar a una categoría distinta en las competiciones, que muchas veces se dividen en el peso de los participantes.
EQUILIBRIO Y CANTIDADES EN LA DIETA PARA ENGORDAR

Sea cual sea el motivo para desear subir unos kilos, lo primero será recurrir a un nutricionista. Saturarse de comida puede ser contraproducente en términos de colesterol y digestión y, finalmente, puede no hacer engordar. Y es que engordar ­ si se quiere hacer equilibradamente­ no quiere decir tener carta abierta para sentarse ante una mesa llena de tartas, postres y alimentos ricos en grasas o en carbohidratos. El secreto de aumentar de peso de manera sana es incluir en la dieta cotidiana cada uno de los grandes grupos alimenticios. Una alimentación ideal incluye un aporte del grupo de la leche, las frutas y las hortalizas, un aporte proteico del grupo de las carnes y, por supuesto, cereales. Igualmente, no se puede dejar de lado las grasas, que también son importantes en una alimentación balanceada, pero siempre controlando el consumo.

Dieta para coger kilos

Los mejores consejos que pueden darse a quien intenta subir de es comer al menos seis comidas diarias (desayuno, merienda o media mañana, almuerzo, coffe bracke, once, y cena) y emplear en ellas nata, mantequilla, yemas de huevo y azúcar. En la merienda, coffe bracke y entre comidas no está de más comer algunas galletas o bizcochos dulces, higos secos, pasas y nueces. Beber un zumo de uvas o vaso de vino tinto con una yema de huevo y azúcar en la cena ayuda también.

Existen ciertas comidas que estimulan el apetito, como la miel y el azúcar. También funcionan las ensaladas pequeñas con aceite de oliva (mejor que con vinagre), el requesón, la cebolla y las cebolletas, el tomate, los rábanos y los rabanitos.

Cereales, papas, sopas y salsas, mayonesa, carne y embutidos, los peces de río grasos, el pescado ahumado, las legumbres. Recuerde estos alimentos a la hora de organizar el menú de la semana o hacer las compras en el supermercado, ya que engordan y son riquísimos. Acompañar las comidas con pan es una buena idea y mejor si lo acompaña con mantequilla, mermeladas y jaleas.

Lo más seguro es que seguir una dieta como ésta funcione si lo que se se desea es engordar. Y si no, al menos es agradable intentarlo.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies