Dieta genómica: la dieta hecha especialmente para ti

Una de las críticas más comunes acerca de las dietas es que son estándar y no respetan las diferencias entre los seres humanos. Pues la dieta genómica propone, justamente, la personalización total de la alimentación; tomando en cuenta las características individuales de cada persona; como nutrientes necesarios, calorías, etc.

Esta estrategia comprende que cada organismo se ocupa de los alimentos de formas diferente. Esto tiene su base en la información ofrecida por el material genético de cada persona; por lo que es necesario un análisis de ADN para establecer de la mejor forma dicha dieta.

¿Qué propone la dieta genómica?

Para ofrecer un menú que promueva cambios, es necesario entender las peculiaridades y necesidades de cada uno. Por ejemplo, la forma en que el cuerpo de un individuo reacciona a la ingesta de carne roja y leche puede ser totalmente diferente de la forma en la que reacciona otro; y es ahí donde las ventajas de la dieta genómica entran en acción.

Platos dieta genómica

Platos dieta genómica

Ya sea para bajar de peso, ganar masa muscular o subir de peso de manera saludable, es preciso entender el papel que los genes juegan en nuestra alimentación. Por ello, conocer el perfil genético de la persona es el primer paso.

Por supuesto, esta no es una dieta que puede ser hecha sin el acompañamiento de un médico o especialista en el tema. A pesar de que los exámenes deben ser solicitados de forma detallada.

El metabolismo, la acumulación de grasa, la deficiencia de absorción de nutrientes, entre otros procesos de nuestro organismo varían de cuerpo a cuerpo. Exámenes de la genómica nutricional proporcionan información importante; por ejemplo, la forma en que el cuerpo está programado para reaccionar a los alimentos, y también a los ejercicios.

Sabiendo cómo el cuerpo procesa proteínas, carbohidratos y grasas, es posible recomendar una dieta con más o menos de cada uno de estos elementos.

¿Cuáles son los exámenes de la dieta de la genómica?

Los exámenes para el conocimiento del ADN se hacen con la recolección de saliva o sangre.

Este tipo de pruebas apuntan a qué tipos de ejercicios deben efectuarse; así como cuáles son los alimentos más beneficiosos para la persona. Son exámenes complejos, y de ahí que el costo de los mismos suela ser elevado; aunque las ventajas que aportan bien valen este precio.

El precio puede asustar y, por lo tanto, el tratamiento no es indicado para aquellos que quieren reducir sólo unos kilos en la báscula. Con el conocimiento sobre cómo el cuerpo maneja alimentos y ejercicios, el cambio en nuestro estilo de vida (y en nuestra salud) será para siempre.

Estrategia dieta genómica

Estrategia dieta genómica

Los genes pueden determinar no sólo qué nutrientes son mejor aprovechados, sino también el nivel de hambre que una persona puede experimentar.

Realizar este tipo de exámenes es de suma importancia; por ejemplo, un estudio de 2015 determinó 140 puntos del genoma humano que están conectados al exceso de peso; por lo que la obesidad no es el resultado de un único gen.

Sin embargo, aún faltan estudios que demuestren la eficacia de este enfoque; ya que, en la actualidad, la obesidad es reconocida como una enfermedad con múltiples causas.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad