Dieta blanda

Cada vez se demuestra con mayor fuerza que “somos lo que comemos”. Este dicho que hasta no hace mucho parecía un mero refrán se convalida cada vez que la ciencia llega a la conclusión de que hay alimentos que son muy ventajosos para el organismo pero también hay otros que son perjudiciales. Los nutrientes que absorbemos de unos o de otros se convierten directamente en parte intrínseca de nuestro ser y pueden o afinar el funcionamiento de esta máquina perfecta e increíblemente delicada que llamamos cuerpo, o destruirlo desde dentro. Para optimizar la supervisión de todos los nutrientes que admitimos en nuestro sistema el modo más infalible es cuidar lo que comemos. Para lo que una dieta bien llevada por la persona y con la supervisión rigurosa del especialista es fundamental. En este post hablamos de la dieta blanda.

Existen tantos tipos de dieta como efectos se quiere lograr en el cuerpo. Algunas se centran simplemente en perder peso, otras más delicadas en sustituir los alimentos a los que el individuo es intolerante por otros que aporten los mismos nutrientes pero sin los efectos adversos. Este es el caso de las dietas blandas, que son recomendadas para los casos en los que la salud del sistema digestivo es delicado.

Dieta blanda para la gastritis y diarrea

Para los que padecen gastritis, diarreas frecuentes o úlceras este tipo de dietas es el indicado. Pues en una dieta blanda se busca que con el consumo de alimentos que por su propia naturaleza no exigen al organismo una digestión prolongada la absorción de nutrientes sea más fácil. Este régimen alimenticio es, como su nombre sugiere, a base de vegetales, purés y demás preparaciones y alimentos que son fáciles de masticar y tragar. Además los altos niveles de condimentación se encuentran prohibidos en un plato de dieta blanda, pues lo peor para la gastritis, o en general para una condición delicada del aparato digestivo es comer granos con picante.

El arroz cocido es un elemento presente en toda dieta blanda

El arroz cocido es un elemento presente en toda dieta blanda

Alimentos para hacer dieta blanda

Los alimentos recomendados para preparar tu propio menú de dieta blanda deben ser, por regla general, suaves y fáciles de digerir sin que haya sido necesario masticar mucho. Algunos de estos alimentos pueden ser el pan blanco (sin corteza), verduras cocinadas al vapor o hechas crema pueden ser también una opción muy sabrosa si la persona tiene dificultades para masticar y tragar. Para no erradicar la proteína durante el tiempo que dure la dieta blanda se puede optar por carne molida o el pescado hecho a la plancha y cortado en trozos muy pequeños.

Puedes acompañar todo esto de batidos naturales variados, para mantenerte lejos de los químicos y conservantes de gaseosas y jugos hechos de forma industrial que pueden ser perjudicial si el motivo de la dieta blanda es la recuperación de la gastritis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad