5 deportes que trabajan nuestro equilibrio emocional

Siempre vinculados a la fuerza física, algunos deportes trabajan intensamente con nuestra capacidad mental. Por ello, además de la performance corporal, ayudan a desarrollar la inteligencia de una manera sana, placentera y natural. Conoce algunas de estas prácticas y cómo actúan en nuestras funciones intelectuales.

Algunas luchas orientales, como el karate y el judo, además de la técnica tai chi chuan, ayudan a desarrollar el equilibrio mental y la concentración, por ser altamente técnicos.

El entrenamiento en circuitos también ayudan mucho en nuestras funciones cognitivas, ya que este tipo de actividades requieren de mucha memoria y la atención.

Así como los entrenamientos funcionales, que cobran la integración total del sistema nervioso. En estas actividades es necesario la precisión, la atención y el equilibrio.

En el atletismo, tanto si se hace en una carrera o caminata, también se genera un gran estímulo en nuestras funciones cerebrales. Los “estímulos” garantizan al atleta la realización de la tarea con precisión para el éxito en las pruebas.

Cuando hablamos de deportes, generalmente relacionamos estas actividades con la fuerza física. Superar los límites del cuerpo es lo que distingue a un campeón de un mero competidor. Sin embargo, hay ciertas actividades en donde lo principal no es la capacidad atlética y sí la intelectual. Los juegos que involucran estrategias, confianza en sí mismo, control emocional y equilibrio mental ayudan al desarrollo del cerebro y también colaboran para nuestro bienestar y calidad de vida.

Para que el cuerpo funcione bien, nuestro cerebro también necesita estar en su plenitud. Cada vez más, la ciencia deportiva demuestra que los deportes que fortalecen más nuestras funciones cognitivas, son más completos y generan un mejor rendimiento en los atletas, ya que trabajan, además de la capacidad física, con la atención, la percepción y la memoria. La práctica regular de determinadas actividades nos proporciona salud y bienestar, tanto para el cuerpo como para la mente:

La memoria no es una entidad que funciona de forma única. Sino que se trata de un conjunto de habilidades manipuladas por el cerebro que trabajan de forma independiente, sin embargo, de forma cooperativa. Llevar a cabo deportes colabora en la mejora del rendimiento en la concentración, en la elaboración de tácticas, ayudando a razonar más rápido y más eficientemente.

Las actividades físicas moderadas y ligeras, en particular las aeróbicas, como caminatas y carreras, contribuyen a la ralentización de la disminución de la función, el alivio de la tensión o el estrés, lo que reduce los trastornos depresivos. Es decir, pueden considerarse actividades implicadas en la gestión de los desórdenes. Así mismo, contribuyen a otros mecanismos relacionados con el sistema cognitivo, como: inducir al aumento en la circulación cerebral y mejor oxigenación; liberar neurotransmisores; mejorar algunos núcleos psicológicos (el buen humor y la auto percepción), entre otros.

Descubre 5 deportes que trabajan con nuestro equilibrio emocional

Descubre 5 deportes que trabajan con nuestro equilibrio emocional

A continuación te presentamos los 5 mejores deportes que ayudan a fortalecer la mente:

Tai chi chuan: También llamado yoga chino, esta práctica requiere equilibrio, mentalización y percepción. El Tai Chi ocasiona un impacto en el sistema nervioso central, a largo plazo.

Judo y Karate: Estos deportes trabajan mucho la disciplina. Son individuales y muy técnicos. No siempre el más fuerte gana, después de todo, la concentración y la mentalización son activos importantes en la práctica de estas modalidades.

Entrenamiento en circuito: Requiere mucho de la memoria, la atención y el aprendizaje motor.

Entrenamiento funcional: Integra el sistema nervioso central, el sistema motor y vestibular. Precisión, atención y equilibrio son algunas habilidades fundamentales para su práctica.

Atletismo: Desarrolla la precisión en las tareas realizadas a través de los “estímulos dominantes” que inician desde la preparación del atleta (entrenamiento físico) hasta antes del inicio de la prueba (psicológico, emocional y atención) y su realización (rendimiento y concentración). Los “estímulos” garantizan al atleta la realización de la tarea con precisión para poder obtener el éxito en la realización de las pruebas.

Vale destacar que toda actividad física debe ser guiada por un profesional del área y acompañada de una buena alimentación, después de todo, para obtener buenos resultados necesitamos de nutrientes para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Así, un estilo de vida saludable es fundamental.

Mas informacion sobre este tema

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad