Razones para dejar las bebidas gaseosas

Las bebidas gaseosas son el acompañante ideal para nuestras comidas desde hace décadas y en la mayoría de los países del mundo. Aunque estas representen un daño a nuestro organismo nos dejamos llevar por la atractiva y engañosa publicidad. Sin embargo, al momento de consumir gaseosas no estamos al tanto de los graves problemas y contraindicaciones que conlleva ingerir este tipo de sustancias. Te vamos a contar algunas razones para dejar de las bebidas gaseosas.

Se sobreentiende que el organismo del cuerpo humano es un sistema delicado y que para su su equilibrio y funcionamiento se requieren dosis específicas de energía, por lo que es fundamental tener un balance de aquellas sustancias que ingerimos, con el objetivo de mantener todo nuestro organismo sano y equilibrado.

Como dejar las bebidas gaseosas

Como dejar las bebidas gaseosas

Una lata de refresco es el equivalente a consumir 8 cucharadas de azúcar, lo que aumenta así las probabilidades de padecer enfermedades relacionadas con el azúcar, como por ejemplo, la diabetes. Por las características inorgánicas que conforman este producto es difícil detener su consumo, ya que en su composición química se encuentran elementos que provocan una especie de adicción. Es por eso que te proporcionaremos 3 razones fundamentales para dejar la gaseosa:

  1. En la composición de las gaseosas se encuentra el Benzoato de Sodio, el cual es un preservativo que aumenta los niveles de sodio y disminuye la capacidad de absorción del potasio, causando diversas reacciones en nuestro organismo, ejemplos de ello son el asma y la urticaria.
  2. El exceso de azúcar es uno de los mayores riesgos que se asumen al consumir refrescos, puesto que su consumo desarrolla varias reacciones en cadena que podrían culminar con la muerte o con una enfermedad muy grave. Posterior a la ingesta de la bebida aumentan drásticamente los niveles de insulina, lo cual hace que en respuesta, el hígado lo transforme en grasa. Aumentando más tarde la producción de dopamina, que estimula los centros de placer en el cerebro.
  3. La tercera razón para dejar o evitar el consumo de gaseosas vendría siendo la obesidad, ya que existe una relación directa entre ambas. Al consumir una lata de refresco aumentan 1.6% las probabilidades de padecer dicha enfermedad. La obesidad viene de la mano con las enfermedades cardiovasculares, ya que el 70% de estas es causada por la obesidad, así como un 42% con el cáncer de colon y 30% con operaciones de la vesícula biliar.

Mientras más se ingiera de dichas sustancias, más difícil será evitar su consumo. Por tal razón, es recomendable reducir su consumo y si es posible eliminarlo, a fin de evitar enfermedades que puedan poner en riesgo nuestras vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad