Cuidados a tener en cuenta al comenzar a correr

La evaluación postural a la hora de correr, además de la postura global, va a incidir en la posición de los miembros inferiores, principalmente en los tobillos, las rodillas y la cadera.

Para iniciar una actividad física, es necesario tener en cuenta algunos factores, pero principalmente el estado de salud general y la motivación. La carrera, ha sido en los últimos tiempos, una de las modalidades más practicadas por las personas que comienzan a realizar ejercicio; debido, sobre todo a que no es necesaria mucha inversión y sólo necesitamos elegir el lugar para practicar (así como un calzado ideal).

Es verdad que la carrera está prácticamente al alcance de todos, pero es preciso tener en cuenta algunos factores: los factores inherentes a la persona (factores intrínsecos) y los factores externos a la persona (factores extrínsecos). Dentro de los factores intrínsecos tenemos la edad, el peso, el estado general de salud (será conveniente la consulta previa con un médico especialista en medicina deportiva), evaluación postural (principalmente en los miembros inferiores). Dentro de los factores extrínsecos, tenemos la ropa, el calzado y el terreno para correr, entre otros.

La evaluación postural del especialista, además de la postura global, va a incidir en la posición de los miembros inferiores, principalmente en el pie, rodilla y cadera. No sólo se realiza una evaluación estática, sino que también se realiza una evaluación de la marcha y la carrera, para detectar cualquier desviación de las articulaciones. Esta evaluación servirá para asesorar a más criterio la elección de lo que es más importante en una carrera: el calzado.

Comenzar a correr

Comenzar a correr

Existen infinidad de marcas y modelos de zapatillas de carrera y es necesario tener cuidado en no elegir aquel que es considerado el mejor del mercado, sino el que es más conveniente para cada uno de nosotros. Varias marcas tienen el mismo modelo con pequeñas modificaciones para los diversos tipos de pie, lo que va a influir en el tipo de pisada (o la parte posterior) en la carrera:

  • Neutral (pie neutro o normal) – el tipo ideal. El impacto es más uniforme. La parte externa entra en contacto primero con el suelo y el pie rueda ligeramente hacia dentro, haciendo que haya un equilibrio en las fuerzas de presión en las articulaciones del tobillo, rodilla y cadera. La suela de la zapatilla de deporte se desgasta de una manera uniforme.
  • Supinador (pie cavo, hacia fuera) – este tipo provoca un mayor contacto con la parte exterior del pie, ya que el pie no corre lo suficiente como para adentro cuando el talón toca el suelo. Habrá una gran probabilidad de sufrir esguinces en el tobillo. La suela se desgasta más en la parte externa.
  • Pronador (pie plano, para dentro) – tipo común en las personas de “de plano”. El pie rueda excesivamente adentro hay una sobrecarga en la parte interna del pie. La rodilla y la cadera sufrieron cambios y sobrecarga las fuerzas de presión, provocando una mayor inestabilidad en el cuerpo. Habrá un mayor desgaste de la suela en la parte interna.

Así, una vez que conozcamos el tipo de nuestra pisada, podremos elegir el calzado ideal. Así, un con una revisión médica y nuestro calzado deportivo listo, podremos comenzar con nuestro entrenamiento de carrera; acompañándola, claro está, con una dieta balanceada ideada de acuerdo con nuestras necesidades nutricionales.

Mas informacion sobre este tema

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies