Cuida tu cuerpo y relaja tu mente

Te invitamos a disfrutar mientras pones en forma tu cuerpo. A olvidar el estrés mientras fortaleces tus músculos. A recuperar la calma mientras reeducas tu postura. Estas disciplinas te ayudarán a rejuvenecer tu cuerpo, mejorar tu salud y darle paz a tu espíritu.

Si algo tienen de diferente las disciplinas orientales es que se ocupan de cuerpo y mente por igual. Y eso es especialmente beneficioso para alguien que sufre de estrés, ansiedad o falta de voluntad, ya que equilibrar la mente puede ayudarnos a perseverar con el ejercicio y a mejorar nuestros hábitos de vida. Ésta es otra de las premisas de las técnicas orientales: su práctica se extiende más allá de la clase para llegar hasta nuestra forma de vida. Hacer yoga, por ejemplo, no es sólo adoptar una serie de posturas, sino dejarnos inundar por un estilo de vida más sano y sosegado.

Si necesitas cambiar no sólo tu cuerpo sino también tu vida, prueba con alguna de las disciplinas orientales que te proponemos, pueden hacerte ver la vida de otra manera.

Yoga: tonifica cuerpo y mente

En Estados Unidos, cuna de todas las tendencias en fitness y cuidado del cuerpo, el yoga se está imponiendo al famoso método Pilates. Numerosas celebrities como Christy Turlington, Uma Thurman o Madonna lo practican habitualmente para mantener sus cuerpos tonificados, jóvenes y en forma, además de conseguir relajación y autocontrol. El ex modelo Cameron, que aprendió Yoga en la India y actualmente trabaja como maestro y terapeuta, lo ha adoptado como una verdadera forma de vida.

En qué consiste. Las sesiones de yoga se basan en la realización de diferentes asanas o posturas, además de prácticas de respiración, relajación y meditación. Existen diferentes modalidades: Hatha Yoga (más físico, es el practicado habitualmente), Asthanga Yoga (concede más importancia a la meditación), Iyengar Yoga (muy dinámico) Raja Yoga o Bikrman Yoga (se realiza en una habitación caliente a 40º y húmeda), lo que multiplica los efectos de las posturas. Aunque el yoga es único, existen numerosas maneras de practicarlo.

Chica haciendo yoga

Chica haciendo yoga

Efectos en tu cuerpo. Esta disciplina es no sólo preventiva sino terapéutica. No sólo estiras, tonificas y fortaleces tus músculos, consiguiendo un trasero o una tripa firmes, sino que mejoras el funcionamiento de tus órganos y funciones vitales (como la circulatoria y respiratoria) mediante la adopción de las asanas. El yoga es el único sistema de ejercicio que coloca el cuerpo boca a bajo, lo que hace llevar la sangre a zonas del cuerpo que necesitan oxigenación y nutrición. Con el “yoga caliente” conseguirás un efecto asombroso en tu piel, que tras eliminar toxinas a través de la sudoración, quedará limpia y resplandeciente. Su práctica alienta incluso la pérdida de peso.

Efectos en tu mente. Hacer yoga te proporciona relajación, serenidad, autocontrol, mejora tu capacidad de concentración y tu tono vital, además de conectarte con tu lado espiritual.

Qi Gong: la gimnasia energética

Esta gimnasia china se basa en el trabajo energético, de ahí su nombre: “qi”, energía; “gong”, trabajo. Forma parte de la medicina tradicional china, junto con la acupuntura, la Tui Na (masajes) y otras técnicas. Tres principios sustentan esta disciplina: control del movimiento (lento y fluido), de la respiración (sincronizada con el movimiento) y del pensamiento (canalizado a través del aliento). El qi gong tiene como objetivo llevar a quien lo practica a un estado de armonía entre cuerpo y mente, lo que tiene un efecto positivo sobre la salud y la longevidad. En las empresas chinas, los trabajadores lo practican a los largo del día para combatir el estrés y el sedentarismo.

En qué consiste. Las sesiones de qi gong consisten en la realización de un conjunto de ejercicios muy fáciles de aprender y que puede hacer todo el mundo. La práctica corporal se acompaña con prácticas de respiración, concentración, visualización y sonidos. Se trata de una disciplina muy útil para deportistas, ya que permite controlar mejor los movimientos técnicos y visualizar los resultados.

Qi Gong

Qi Gong

Efectos en tu cuerpo. Mejorará tu fuerza, equilibrio y resistencia, además de la flexibilidad. Su práctica mejora el sistema inmunológico y favorece la regeneración de los tejidos.

Efectos en tu mente. Calma los nervios y mitiga la angustia, el estrés y la depresión, ayudándote a controlar tus emociones. Proporciona vitalidad y sensación de bienestar. Potencia la memoria y mejora la calidad del sueño. El qi gong te ayudará a dirigir tu energía vital, canalizándola mediante el pensamiento.

Reiki: recupera tu energía

Se trata de una terapia natural que puede sustentarse sobre las bases de la mismísima física cuántica: la energía ni se crea ni se destruye, se transforma. Esta terapia puede definirse como un conjunto de técnicas energéticas que constituyen un sistema completo de reequilibrado energético fácil y asequible que nos aporta paz, equilibrio y armonía física, emocional, mental y espiritual. Puede emplearse perfectamente en combinación con la medicina tradicional o con disciplinas como el tai chi.

En qué consiste. Tumbada y en un ambiente tranquilo, el terapeuta de Reiki irá colocando sus manos en los puntos energéticos de tu cuerpo -chakras- para desbloquearlos y conseguir que la energía fluya por ellos. Mientras más Riki se reciba, mayor será tu flujo energético. Las sesiones suelen durar una hora.

Reiki

Reiki

Efectos en tu cuerpo. Según la terapeuta de Reiki Raquel Auroa, de Tao Center, “las alteraciones energéticas producen disfunciones, alteraciones, dolencias y enfermedades”. “Cuando nuestra estructura energética se desequilibra y no se corrige a tiempo, podemos acabar perdiendo nuestra integridad energética, lo que se traduce físicamente como un síntoma, dolencia o enfermedad”, afirma. Esta terapia energética nos permite reequilibrar constantemente nuestra estructura energética para mantener la salud y la armonía. El Reiki no cura enfermedades pero sí ayuda a paliarlas, prevenirlas y refuerza el sistema inmune.

Efectos en tu mente. “Los desequilibrios emocionales también pueden traducirse, mentalmente, en trastornos emocionales; y espiritualmente, como una sensación de desamparo o alineación que puede manifestarse en angustia, ansiedad o depresión”. El Reiki aporta paz, equilibrio y armonía física, emocional, mental y espiritual.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies