¿Cuáles son los riesgos del exceso de proteína?

Actualmente, es cada vez más marcada la búsqueda de un cuerpo “estéticamente perfecto”, donde muchas personas prueban dietas y regímenes alimenticios de múltiples características, con la esperanza de alcanzar un nuevo nivel de bienestar y rendimiento físico, como es el caso de los atletas. Pero, ¿la proteína es o no una aliada?

Los atletas que se rigen por esta demanda terminan, en determinadas circunstancias, por poner en riesgo su salud en el recorrido que los lleva a la ascensión de su esperado objetivo, superando los límites no sólo en sus necesidades alimentarias, sino también en los ejercicios físicos.

La alimentación de un atleta es diferente de los otros individuos, en la medida en que estos disponen de un gasto energético relativamente superior y de las necesidades de macro y micro nutrientes modeladas al tipo, intensidad y duración de la práctica deportiva.

La alimentación desempeña, de esta forma, un papel fundamental en el rendimiento deportivo y en el aumento de masa muscular, sin embargo, aún permanece la duda sobre si una alimentación equilibrada y de calidad, sin recurrir a la suplementación, será suficiente para alcanzar las necesidades nutricionales de los deportistas, especialmente en atletas de competición.

Los atletas creen que la ingesta de proteína adicional aumenta la fuerza y mejora el rendimiento, pero los estudios han demostrado lo contrario, y señalan que la pequeña cantidad de proteína necesaria para el desarrollo muscular durante el entrenamiento es fácil de conseguir a través de una alimentación equilibrada, sin necesidad de recurrir a suplementos.

Para este grupo de personas interesadas en aumentar la masa muscular, ya sean deportistas profesionales o no, existe muchas veces la percepción de una necesidad proteica intensamente aumentada, pudiendo llegar a situaciones en las que el consumo alcanza valores comprendidos entre 2,5 a 3,5 g de proteína por kilogramo de peso corporal por día, y en el que gran parte se ingiere en forma de suplementos.

Los riesgos del exceso de proteína

Los riesgos del exceso de proteína

Cuidado con el exceso de proteína

El objetivo de un atleta de resistencia, desde el punto de vista proteico, será ingerir una cantidad suficiente de proteína, que garantice la síntesis y regeneración proteicas que se derivan del propio entrenamiento y, para compensar la pérdida de leucina (un aminoácido esencial que es oxidado en cantidades apreciables durante los ejercicios de resistencia). Las recomendaciones de ingesta diaria de proteína, para un atleta de resistencia, son de 1,2 a 2,0 g de proteína/kg de peso corporal, siendo estas recomendaciones superiores a los valores de la población en general, de 0,8 a 1,0 g/kg/día.

De una forma sintetizada, los objetivos de la ingesta proteica son:

  • Reparar y reemplazar las proteínas dañadas por el ejercicio físico a nivel del músculo-esquelético, huesos, tendones y ligamentos.
  • Mantener una función óptima de todas las vías metabólicas que utilizan aminoácidos.
  • Permitir el aumento de la masa muscular, a través de la síntesis proteica.
  • Permitir mejorar la función del sistema inmunitario.

Es importante señalar que las recomendaciones de ingesta proteica en los atletas pueden, de una forma general, ser obtenidas exclusivamente a través de la alimentación, o sea, sin el uso de suplementos de proteínas o aminoácidos. Debido a la alta ingesta proteica de los practicantes de deporte, muchas veces de forma indiscriminada y sin seguimiento por parte de profesionales de la salud, el posible impacto de este comportamiento en la salud de los atletas ha sido objeto de estudio, sobre todo a nivel de la masa ósea y la función renal.

La ingesta excesiva de proteína puede conducir a:

  • Un aumento de la producción de urea, lo que resulta en una mayor necesidad de consumo de agua para su excreción por la orina.
  • Problemas renales y hepáticos.
  • Osteoporosis.
  • Aparición de cálculos renales.

De esta forma, antes de comprar cualquier suplemento, es importante considerar los objetivos de la práctica deportiva, tu estado de salud, las exigencias de la modalidad y el costo-beneficio del uso de la suplementación. Sobre todo, es importante asesorarse con un profesional especializado en nutrición deportiva, que tendrá en cuenta todos estos factores y recogerá un plan alimentario adecuado a sus objetivos, sin comprometer tu estado de salud y evaluando la necesidad o no de recurrir a la suplementación nutricional.

Es de destacar que una dieta equilibrada y variada con las cantidades adecuadas de macronutrientes y micronutrientes es, en muchos casos, suficiente para suplir las necesidades nutricionales, garantizando un organismo saludable y un buen rendimiento físico.

Mas informacion sobre este tema

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad