¿Crees que te alimentas bien? Algunas curiosidades sobre la alimentación

Somos lo que comemos. Esto es un hecho. Y, cada vez más, estudios y análisis de la ciencia nutricional comprueban la eficacia de seguir una alimentación saludable, equilibrada y de acuerdo con nuestras necesidades. Por eso, históricamente, los asuntos que involucran a nuestra alimentación han salido a la luz, trayendo muchas dudas y, por supuesto, curiosidades.

La alimentación forma parte de los hábitos culturales de cada persona. Llevamos, desde el nacimiento, raíces y tradiciones gastronómicas y, por lo tanto, mitologías e historias que rodean ingredientes y recetas. Sin embargo, existen algunas curiosidades en torno de nuestra alimentación basadas en investigaciones científicas. A continuación, te las presentamos:

¿Cuáles son los alimentos fundamentales para nuestra vida?

En líneas generales, nuestro organismo necesita diariamente de una buena reposición de nutrientes, principalmente aquellos que el cuerpo no produce por sí solo, como vitaminas y minerales. Los alimentos naturales (frutas, verduras y legumbres, además de los cereales) deben ser la base de cualquier plan alimenticio. Entre los nutrientes esenciales para nuestra vida están:

Hidratos de carbono: Son las principales fuentes de energía para el funcionamiento del cuerpo. Debemos dar siempre prioridad a los carbohidratos “complejos”, que son ricos en fibra dietética, además de que también poseen vitaminas y minerales importantes para el organismo. Entre las principales fuentes de carbohidratos complejos, podemos destacar los alimentos integrales, como el arroz, que conservan la cáscara del cereal, una fuente natural de fibras.

Vitaminas y minerales: Cuando se encuentran juntos, estos dos nutrientes potencian sus poderes, aumentando su absorción en el organismo. Están presentes en todo tipo de alimento natural o, incluso, en aquellos mínimamente procesados. Algunos ejemplos son las frutas cítricas (naranja, mandarina, limón, etc.), los cereales integrales y las legumbres (frijoles, guisantes, soja, etc.). Estas sustancias están relacionadas con el equilibrio hormonal, además de ofrecer buenos agentes antioxidantes, responsables de proteger el sistema inmunológico.

Aminoácidos esenciales: Son sustancias que están presentes por todo nuestro cuerpo, por eso, son fundamentales para la formación de órganos. Para que contemos con aminoácidos de forma adecuada en nuestro cuerpo, tenemos que ingerir alimentos ricos en proteínas, como carnes, huevos, leche y productos lácteos y cereales.

Carbohidratos

¿El color del plato puede influir en nuestras decisiones alimentarias?

Mucho más que una hermosa presentación, el color del plato puede interferir en lo que comemos. Investigadores de la Universidad de Oxford, en Estados Unidos, llegaron a la conclusión de que los platos de colores hacen que las personas coman menos y se sientan más incómodos durante la comida. Mientras tanto, los platos blancos y negros hacen comer más y con una mejor sensación de placer y saciedad.

Esto se debe porque a que los platos de colores, como el rojo, por ejemplo, conectan instintivamente una alerta de peligro en nuestro cerebro, mientras que los platos blancos son más accesibles a las combinaciones de ingredientes.

¿La alimentación interfiere en nuestros sueños?

¿A quién no le gusta tomar una buena siesta después de un delicioso almuerzo o cena? Sí, cuando estamos contentos, parece que nuestro sueño se vuelve más agradable, ¿no es así? Y eso es una verdad. La alimentación está directamente relacionada con la calidad de nuestros sueños, por eso, en contrapartida, es común tener una mala noche de descanso, después de una cena exagerada, ya que el organismo tarda más tiempo en digerir los alimentos y distribuir los nutrientes por el cuerpo de la manera correcta.

Colores en el plato

¿Te gusta la comida picante? Esto dice mucho sobre ti

Uno de los alimentos más utilizados para condimentar comidas, el picante, es un ingrediente especial en nuestra alimentación. Tanto que, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos, las personas que resisten picante en el plato poseen una característica inusual: disfrutan de sentir dolor. Sí, la pimienta tiene una sustancia conocida como “capsaicina”, que al tocar la lengua, produce una sensación interpretada por nuestro cerebro como dolor. En cambio, el estudio también revela que estas personas tienden a ser más valientes, dispuestas y aventureras.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad