Consejos para evitar lesiones en el gimnasio

Muchas veces, existen ciertos riesgos en el gimnasio que pueden suponer causa de lesiones. Una mala técnica, ejercicios muy intensos o utilizar un peso superior al que podemos utilizar pueden provocar fracturas, roturas o desgarros. Por ello, debemos de tomar en cuenta algunos consejos centrados en la realización correcta de cualquier entrenamiento.

Los consejos que te proponemos para evitar lesiones en las salas de musculación son los siguientes:

Calienta siempre con pesos progresivos; y nunca comiences con pesos demasiado elevados en los primeros minutos del entrenamiento y, mucho menos, sin haber calentado antes.

Presta atención al dolor en los hombros, las rodillas o los codos, aunque parezca ligero. Se debe tener en cuenta que son las articulaciones más complejas del cuerpo humano y que, lo primero que debes hacer si existe alguna molestia que persiste, es visitar al médico.

Ten mucho cuidado con el cuello. Muchas veces, los movimientos rápidos e incontrolables pueden ser un problema en la región cervical. Por lo tanto, se recomienda evitar realizar rotaciones completas en el cuello o ejercicios que implican un gran esfuerzo y aquellos en los que la cabeza no esté apoyada, así evitarás las lesiones.

Al hacer una larga pausa, no tengas previsto reanudar el entrenamiento tal y como lo dejaste. El cuerpo se resiente después de un descanso y conviene empezar de nuevo poco a poco.

Evitar lesiones en el gimnasio

Evitar lesiones en el gimnasio

Aplica hielo si sientes dolor en las articulaciones después de realizar ejercicio.

No utilices el peso máximo en todas las repeticiones si realmente no estás preparado para ello o sólo tienes experiencia en el entrenamiento con poco peso.

Evita saltar al final de ciertos ejercicios, como en la sentadilla o el levantamiento de peso muerto.

Evita el mismo modo de ejercicio con la rotación de la rodilla. En tales movimientos, al agregar una flexión, los meniscos y los ligamentos sufren mucho. Por lo tanto, un exceso de repeticiones o de la intensidad puede provocar una lesión.

Evite los movimientos bruscos.

Siempre tienes que prestar atención a la técnica y estar lo suficientemente concentrado en cada ejercicio.

Nunca olvides la importancia del estiramiento antes y después de entrenar. Es una idea básica y necesaria en cualquier deporte. Por lo tanto, al final de cada sesión, estira todos los músculos que has trabajado ese mismo día.
El descanso, una alimentación correcta y una buena hidratación son esenciales al momento de entrenar; así, será más sencillo conseguir los objetivos que hemos establecido.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad