Conociendo 3 beneficios de la sal marina

Uno de los productos más baratos que puedes encontrar en cualquier supermercado es la sal, que, por cierto, ya era un bien tan precioso que la antigua Roma Imperial pagaba a sus trabajadores con el producto, dándoles el “salario”.

Hoy en día, todas las semanas, en todas las casas y restaurantes del mundo, uno de esos ingredientes que no pueden faltar en la mesa es la sal. Sin embargo, no sólo sirve para condimentar, sino que es esencial en lo que se refiere a algunas funciones en nuestro cuerpo, tales como la nutrición celular y la contracción de los músculos, entre otras.

Sucede que, en el caso de salud, la sal de cocina deja que desear. Es ahí que la sal marina entra en escena ya que, aun teniendo composición similar, no es procesada químicamente. Cuando la consumimos, nuestro organismo es capaz de aprovechar todos los beneficios de la sal marina con éxito.

Beneficios de la sal marina

De acuerdo con estudios realizados en el laboratorio y de los análisis de la acción de la sal en el cuerpo humano, se han descubierto una lista de ventajas de su consumo. Conoce cada una de ellas y sorpréndete con todos sus beneficios:

Amiga de la piel

Si te haces un baño con sal marina, notarás una gran diferencia en relación al baño “normal”, incluso aquellos en los que se emplean champús, acondicionadores y otros productos químicos.

El baño con sal marina es bueno para:

  • La piel seca
  • Aliviar la comezón
  • Eczemas cutáneos
  • La psoriasis

Otro de los beneficios de la sal marina a la hora de tomar el baño, es que abre nuestros poros y, con ello, la sangre circula mejor en la superficie de la piel, aportando hidratación.

Amiga de los riñones

La sal marina tiene menos sodio y, por lo tanto, es ideal para todos aquellos que necesitan salar las comidas. Utilizarlo va a hacer que tus riñones no están sobrecargados, lo que, a su vez, evita las enfermedades renales.

Amigo de la buena forma

Cuando consumimos mucho sodio, se produce en nuestro cuerpo algo llamado “retención de líquidos”, lo que nos deja con la barriga hinchada y una sensación de peso en el abdomen. La sal marina, sin embargo, cuenta con varios minerales que ayudan en la digestión y, por tanto, el intestino funciona mejor y la retención de líquidos disminuye.

Otro punto positivo es que las paredes intestinales se benefician de la sal marina y pueden realizar la absorción de nutrientes de manera más eficaz. Con el estómago y el intestino funcionando perfectamente, tu cuerpo sólo tiene que agradecerlo.

¿La sal marina y la sal gruesa es la misma cosa?

Sí. La diferencia es que los cristales de sal son más grandes, pero tanto uno como el otro no han sufrido la influencia de la química. La sal utilizada en diversos ámbitos de la cocina es un tipo de sal con los cristales rotos o molidos, a fin de facilitar su utilización en la preparación de carnes, principalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad