Cómo es la dieta del ADN

Gracias a los descubrimientos que han logrado conocer por el proyecto del genoma, ya se ha podido conocer e interpretar la información contenida en el ADN y por ende los científicos han comenzado una nueva investigación para un mejor entendimiento de cómo los genes interactúan con cada nutriente consumido a través de una dieta. Estos estudios han creado la nueva ciencia llamada nutrigenomica.

La dieta del ADN viene como una promesa de la nutrigenómica que asegura pronto la posibilidad de elaborar un menú personalizado, con nutricionistas orientados hacia una real la pérdida de peso o para prevenir enfermedades en cada persona según sea el perfil genético de la persona.

Los estudios muestras que algunos nutrientes pueden perturbar, inhabilitar o incitar a los genes que pueden intervenir en el desarrollo de algunas enfermedades.
En países como los Estados Unidos, algunos nutricionistas y conocedores del área han recomendado dietas específicas, apoyadas en conceptos de la nutrigenómica, para las personas con una predisposición genética al desarrollo de enfermedades del corazón, ciertos tipos de cáncer y diabetes tipo 2.

Los alimentos que se han relacionado con posibles interferencias en los genes son:
• Las isoflavonas, que son sustancias que se encuentran en las habas de soja relacionadas con la reducción de los riesgos de tumores de mama, ovario y próstata, así como en la prevención de la osteoporosis y los síntomas de la menopausia.
• Nitratos, nitrosaminas y nitritos (usados en el proceso de salazón, conservar en vinagre) que favorecen el desarrollo del cáncer del esófago y del estómago.
• Sulforato, compuesto que se encuentra en brócoli, donde el consumo puede estar ligado a la creciente acción de genes vinculados a la protección contra los agentes tóxicos.
• Clorofila, que es el tinte verde que da color a las plantas, incita la producción de glóbulos rojos y reduce el peligro de cáncer.
• El alcohol está relacionado con mayor riesgo de cáncer de la boca, faringe, laringe y esófago.

Ventajas de la dieta del ADN

Una mejor comprensión de la interacción entre genes y nutrientes sería una alternativa gratificante para profesionales de la salud. La posibilidad de ser capaz de idear un plan que satisfaga las necesidades nutricionales de los individuos, permitiendo también la prevención de enfermedades, sería un gran avance en el área de salud.

Foto para la dieta del ADN

Foto para la dieta del ADN

Desventajas de la dieta del ADN

Para desarrollar un menú personalizado, según lo sugerido por el ADN se requiere una dieta con mucho detalle del perfil genético de cada persona, que puede implicar un costo alto e impide la adopción traída de este tipo de tratamiento en individuos de bajos ingresos y en los países en desarrollo.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad