¿Cómo elegir una dieta que funcione?

Algunos estudios realizados en Estados Unidos muestran que cada vez más personas están a renunciando a las dietas tradicionales, quejándose de que son muy difíciles de seguir, haciéndose promesas irreales y, por consecuencia, no alcanzando los resultados deseados. Lo ideal a la hora de elegir una dieta es adoptar un consumo equilibrado de nutrientes y tratar de adelgazar a largo plazo.

Sin embargo, muchas veces, la ineficacia de una dieta se debe al hecho de no es diseñada para la persona; ya que no toma en cuenta su estilo de vida y necesidades.

Dieta vegetariana - Como elegir una dieta que funcione

La sostenibilidad de una dieta

Una gran variedad de dietas puede funcionar si las personas saben elegir un programa que sea sostenible para ellas. La persona tiene que evaluar su rutina, las necesidades energéticas de su día a día y, sobre todo, tener la disciplina necesaria para regirse por una dieta estricta. Una vez evaluados estos factores, se puede elegir una dieta que seamos capaces de seguir sin fallos. Y elegir una que, de antemano, sabemos que es difícil de seguir todos los días, hará que tarde o temprano fallemos, lo que conducirá al fracaso de la dieta.

La dieta y tu personalidad

En el momento de elegir una dieta que funcione, tu personalidad es un factor clave. Por ejemplo, se deben en tener en cuenta elementos como: ¿Respondes mejor a situaciones estructuradas o requieres de flexibilidad? ¿Tienes la capacidad de adaptarte a las comidas basadas en alimentos que no te agradan? ¿Tienes la fuerza de voluntad necesaria para hacer ejercicio físico en horarios determinados y respetar los horarios de las comidas y aperitivos permitidos en la dieta?

Todo esto tiene que ver exclusivamente con tu personalidad y fuerza de voluntad, y al responder a estas preguntas debes responder de forma verdadera. No vale la pena forzar una dieta que no vas a conseguir cumplir. Por ello, debes elegir una dieta que se adapte a ti, y no al contrario.

Tu rutina diaria condiciona la dieta

Ciertas dietas requieren ejercicio físico, otras aconsejan pequeñas comidas a lo largo del día para aligerar las comidas principales. Otras dietas condicionan los nutrientes que ingerimos, habiendo necesidad de adición de suplementos nutricionales. Si tu rutina diaria no puede absorber estos cambios, el plan de la dieta debe ser modificado. Como ya hemos mencionado, vale la pena ser optimista y pensar que vas a lograr hacer algo, más vale ser realista que sufrir decepciones más tarde.

Crononutrición - Como elegir una dieta que funcione

Expectativas y realidad

Elegir una dieta que funcione siempre estará relacionada con tus objetivos; así como lo que en verdad la dieta puede ofrecer. Sea cual sea la dieta que elijas, debes empezar por objetivos modestos, a veces incluso más modestos de los que la propia dieta indica. La principal razón que lleva a las personas a renunciar a una dieta es que al cabo de poco tiempo no consiguen alcanzar los resultados esperados. Recuerda que más vale una dieta lenta que obtenga resultados, que una dieta que promete milagros y sólo causa decepciones. Así mismo, ten en cuenta que una dieta implica un cambio de mentalidad y de estilo de vida. No sólo se trata de alimentarnos de cierta forma e ignorar el resto de elementos que nos ayudarán a cumplir nuestros objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad