Brócoli: toda su buena fama es verdadera

Es difícil encontrar una hortaliza que reúna tantos compuestos protectores como el brócoli. Entre sus principales virtudes está la concentración de ácido fólico. Esta vitamina del complejo B es conocida por reducir la probabilidad de malformación fetal y también se encuentra involucrada en la producción de glóbulos rojos, transportadores de oxígeno en el organismo. De ahí que su carencia aumenta la probabilidad de sufrir de anemia y presentar fatiga.

Otra buena sorpresa del brócoli está encubierta por el verde propio de la clorofila que colorea sus ramas. El alimento está entre los campeones de beta caroteno, el pigmento que también tiñe la zanahoria y tiene buena fama de presentarse como defensa frente a las enfermedades cardiovasculares. Tal sustancia tiene la hazaña de combatir la oxidación del colesterol.

Con esto, la molécula de grasa no se fija en la pared de los vasos, dejando el camino libre para el paso de la sangre, sin el riesgo de formación de coágulos capaces de llevar a infartos y accidentes cerebrovasculares. Tanta opulencia no para ahí. Los brócolis están, así mismo, entre las principales fuentes de vitamina C, un nutriente guardián del sistema inmunológico.

El brócoli es parte de un grupo botánico conocido como brásicas; que es originario del Viejo Mundo. Los historiadores relatan que, desde hace siglos, cada variedad fue elegida y, por lo tanto, muy cultivada en determinadas regiones.

El repollo, por ejemplo, cayó en la gracia de los alemanes y se volvió chucrut. Por su parte, las coles fueron durante mucho tiempo el principal ingrediente en la sopa de los campesinos de Francia.

El brócoli, a su vez, ha tenido éxito, incluso en Italia, cuna de su deliciosa boda con las pastas. Por eso, su nombre científico acaba así: Brassica oleracea italica.

Aunque todos los miembros de la familia reúnen una larga lista de beneficios, los brócolis tan han estado continuamente bajo los reflectores de la ciencia. Además de la ya mencionada cantidad de nutrientes, el vegetal es estudiado por ofrecer un gran contenido de isotiocinatos, compuestos con actuación en la prevención del cáncer.

Hay indicios de que protegen a las células de nuestro organismo de la acción de las sustancias tóxicas, como es el caso de los contaminantes. Uno de los isoticionatos más buscados es el sulforafano particularmente abundante en el brócoli; ya que tendría la capacidad de interferir directamente en nuestros genes, promoviendo un aumento en la actividad de aquellos que son los supresores de tumores.

Imagen brócoli

Imagen brócoli

Un consejo

Prepara el brócoli al vapor y rápidamente. No caigas en la trampa de olvidarlo en la sartén hasta que quede cocido demás. Lo ideal es que la consistencia esté al dente. De esta manera, no pierde compuestos preciosos, como el ácido fólico. Sin contar que el alimento está más crujiente y sabroso.

Una familia vitaminada

Col: en los últimos tiempos, sus hojas grandes y ricas en vitamina C, han aparecido en los ingresos de los aclamados jugos verdes. Pero el éxito de la col viene de lejos, desde la Edad Media, cuando era una de las bases de la alimentación de los plebeyos en Europa.

Coliflor: Aunque no sea tan vitaminada como el brócoli, las flores guardan antioxidantes que actúan en favor de las células y eliminan males degenerativos. La coliflor es una excelente fuente de fibra y, por tanto, contribuye al funcionamiento intestinal.

Rúcula: ligeramente picante y famosa por incorporar vitaminas y minerales a las ensaladas o a las coberturas de pizzas, la rúcula también es una buena fuente de carotenoides, una familia de fitoquímicos que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Berros: De sabor picante, enriquecen ensaladas con nutrientes como el potasio, mineral de extrema importancia para la salud muscular. También aparece en la fórmula de jarabes contra la tos por contener sustancias que resguardan las vías aéreas.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies