Beneficios del ácido ascórbico

Ácido ascórbico: ¿para qué sirve?

Popularmente llamado “vitamina C”, el ácido ascórbico es uno de los más poderosos antioxidantes y una sustancia fundamental para la producción de colágeno en nuestra piel. Sin él, no ocurriría un proceso llamado “hidroxilación de la prolina y lisina”, que se traduciría en colágeno producido. De esta manera, nuestra piel se vuelve flácida y con una apariencia más envejecida.

Ayudar en la producción de colágeno, sin embargo, no es el único beneficio del ácido ascórbico. A continuación te mostramos algunos de los principales beneficios de la vitamina C.

Beneficios del ácido ascórbico

Además de dar firmeza a la piel, el ácido ascórbico, cuando se ingiere, ayuda a nuestro cuerpo de diversas maneras. Por ejemplo:

El ácido ascórbico fortalece las defensas del cuerpo

Tomar 1g de vitamina C todos los días ayuda a mantener tu sistema inmune en alta. Esto significa que tu cuerpo estará más fuerte y menos sujeto a enfermedades como la gripe y los resfriados, principalmente, además de otros males derivados de tener las defensas bajas. Pero vale la pena recordar que también es necesario dormir bien si deseas mantenerte fuerte contra las enfermedades.

Previene el envejecimiento precoz

Este es uno de los mayores beneficios del ácido ascórbico: evitar el envejecimiento prematuro. En nuestro cuerpo, hay elementos que, si no son controlados, nos vuelven viejos antes de tiempo: los radicales libres. La vitamina C puede efectuar una disminución de estos radicales libres y, por lo tanto, mantiene la apariencia de acuerdo a nuestra edad.

Otros beneficios de la vitamina C son:

  • Mejora del proceso de cicatrización
  • Protege contra los males del corazón
  • Ofrece protección para los ojos (por la lucha contra los radicales libres)
  • Regula el metabolismo
  • Ayuda a adelgazar

Como se puede ver, son muchas las ventajas que tenemos al utilizar el ácido ascórbico.

¿Cómo hacer tu piel más firme, con el ácido ascórbico?

El ácido ascórbico que ingerimos a través de la alimentación puede llegar a la superficie de la piel, sin embargo, no se acumula allí. Cuando tomamos pastillas de vitamina C, por ejemplo, ocurre lo mismo, esto es, no traerá beneficios a nuestra piel, sino que sólo va a mantener los niveles basales. Entonces, ¿qué debemos hacer?

Cuando aplicamos el ácido ascórbico sobre nuestra piel, entonces sí logramos la acumulación de tal nutriente y todos los beneficios inherentes a esta sustancia, incluyendo el aumento en la producción de colágeno, reducción de la producción de melanina (pigmento que oscurece nuestra piel) y neutralización general de todos los tipos de radicales libres.

¿Cuál es el mejor tipo de vitamina C?

Con toda certeza, es el ácido ascórbico, o sea, el puro, que se encuentra en la naturaleza. Sin embargo, sabemos que las industrias cosméticas tienen gran dificultad de formular el ácido ascórbico puro, porque este se va a oscurecer en el embalaje o durante el uso. Cuando el consumidor toma la tapa de la botella de vitamina C, por ejemplo, es posible observar el proceso de oscurecimiento, que no es sino la oxidación de la vitamina C.

Mas informacion sobre este tema

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad