Beneficios de la salsa de tomate

Estudios realizados afirman que el licopeno es mejor absorbido por el organismo cuando está cocido y con un poco de grasa. Por eso, la salsa de tomate preparada con aceite de oliva y el ketchup son las mejores fuentes. Acuérdate de esto cuando prepares la pasta del domingo.

Investigadores de la British Society for Investigative Dermatology descubrieron que una porción diaria de salsa de tomate mejora la capacidad de la piel para protegerse de los rayos ultravioletas y, en consecuencia, del envejecimiento prematuro que estos producen sobre el tejido cutáneo. Para llegar a estas conclusiones, los investigadores dieron a un grupo de voluntarios unos 55 g de salsa de tomate y 10 g de aceite de oliva diarios, mientras que a otro grupo se les dió solo el aceite de oliva.

Luego de tres meses, las muestras de la piel de los que incorporaron salsa de tomate mostraron uno 33% más de protección frente a las quemaduras solares (el equivalente a un protector soloar de factor bajo) y unos mayores niveles de procolágeno, una molécula que mantiene la piel firme.

Licopeno presente en el tomate

Licopeno presente en el tomate

Otros beneficios de licopeno: Posee propiedades antioxidantes y actúa protegiendo a las células del estrés oxidativo producida por los radicales libres. También previene enfermedades cardiovasculares. Asimismo, diversos trabajos científicos han demostrado que este pigmento vegetal puede reducir sensiblemente el riesgo de contraer cáncer de próstata, de mama y ovario.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies