Beneficios de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea está formada por los basamentos de una alimentación sana y nutritiva. La mayoría de las buenas dietas incluyen vegetales, frutas, granos y grutas, aunque si se toma un plan como el de la dieta mediterránea como “plano de construcción” se pueden obtener beneficios en muy corto tiempo.

La dieta mediterránea se enfoca en que el alimento de consumo principal sea proveniente del mundo vegetal. En esta área entran las frutas, los vegetales, los granos enteros, las nueces y las legumbres. También hay que reemplazar la mantequilla y las grasas adicionales por aceite de oliva, ya que se considera una “grasa saludable”. La dieta tiene la particularidad de que se utilizan hierbas y condimentos a diferencia de la sal para darle sabor a las recetas. Tampoco hay un gran consumo de carnes rojas, por lo que hay que limitarlas a una o dos veces al mes. Cada semana es importante consumir pescado o aves ya que será la fuente principal de proteínas y aminoácidos. Es buena opción acompañar las comidas con una copa de vino, ya que la moderación en este aspecto tiene beneficios cardiovasculares y digestivos.

También para la dieta mediterránea es importante la actividad física y compartir las comidas con amigos y familiares. Pero el enfoque es primordialmente en las frutas, granos y vegetales. Se ha comprobado que los residentes griegos con dietas tradicionales suelen tener en sus platos más de 5 veces la cantidad usual de un occidental de frutas y vegetales ricos en antioxidantes y nutrientes. El pan se suele comer sin margarina o mantequilla; a cambio, se unta con aceite de oliva, el cual no contiene grasas saturadas o transaturadas.

Alimentos básicos de la dieta mediterránea

El enfoque general de la dieta mediterránea es limitar el consumo de grasa, pero no privarse de ella. Las nueces son parte importante de la gastronomía mediterránea, por lo que es bueno cada cierto tiempo comer un puñado de nueces. Otra particularidad es el uso de aceite de oliva. El aceite de oliva es una grasa monoinsaturada que ayuda a reducir los niveles de colesterol LDL. También se usa el aceite de canola, el cual tiene omega-3, el cual reduce los niveles de triglicéridos y el riesgo de ataques al corazón.

Alimentos de la dieta mediterránea

Alimentos de la dieta mediterránea

El pescado es parte importante de la dieta mediterránea. El atún, la trucha, las sardinas y el salmón son pescados con alto contenido graso que aportan ácidos grasos omega-3. Los alimentos provenientes del mar suelen formar parte de los platos principales de esta dieta en todos los países que hacen orilla con el Mar Mediterráneo.

El vino tino tomado con moderación se ha comprobado que reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. La dieta mediterránea suele contener menos de 200 mililitros de vino diario para las mujeres y menos de 300 mililitros para los hombres. Si mantener reducidos los niveles de ingesta de alcohol es muy difícil, lo mejor es abstenerse por completo ya que el alcohol etílico inhibe funciones corporales y atenta contra el bienestar físico y psicológico de la persona, por lo que es bueno reducir su consumo mientras se está ejecutando un nuevo régimen alimenticio.

Mas informacion sobre este tema

Etiquetas:
No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies