Beneficios de comer alimentos congelados

Comer comida congelada es un tabú y al mismo tiempo una necesidad para muchas personas. De hecho, diversos estudios realizados por empresas alimenticias estiman que más de 60% de la población mundial consume alimentos que han sido congelados.

Además de ser la mejor manera de conservar los alimentos, guardarlos en bajas temperaturas también ayuda a disminuir el desperdicio (prolongando la vida útil de algunos alimentos) y puede contribuir a llevar a cabo dietas más saludables. A continuación, te presentamos más información acerca de los alimentos congelados, así como los beneficios que aportan a nuestro organismo:

¿Los alimentos congelados pierden los nutrientes?

No. No hay estudios que demuestren que un alimento congelado pierda o gane nutrientes de alguna manera. De esta manera, una zanahoria fresca y una zanahoria que fue llevada al congelador tendrán la misma cantidad de nutrientes.

Sin embargo, pasar por muchos cambios de temperatura puede causar cambios en los alimentos, principalmente en las características organolépticas, que corresponden a olor, sabor y textura.

De todos modos, los expertos en nutrición recomiendan que los alimentos se consuman frescos, siempre que sea posible; puesto que cualquier cambio que un alimento fresco sufra puede cambiar varias características en el mismo.

¿Cuáles son los beneficios de consumir comida congelada?

Para entender los beneficios, en primer lugar, es importante entender un poco acerca de la temperatura. Mientras que el fuego es conocido por limpiar, y matar a los microorganismos y algunos agentes que hacen daño a nuestro cuerpo; el frío y el hielo sirven para conservar. Y, de hecho, el frío también es capaz de matar algunas bacterias.

No obstante, la principal ventaja de las bajas temperaturas es la de preservar el alimento para que sea consumido posteriormente. Aunque la congelación de los alimentos, las frutas y la comida también puede ser una buena opción para personas en proceso de adelgazamiento o de reeducación alimentaria.

La falta de tiempo puede ser un contribuyente importante para una mala alimentación. Utilizar un día o una noche por semana para preparar comidas y refrigerios para ser consumidos durante los próximos días puede ser una salida nutritiva y saludable para este problema, haciendo uso de la congelación.

Si congelamos los alimentos, es posible alcanzar una variedad mucho mayor en el menú, principalmente para quien vive solo. Pescados, pastas, carnes y sopas pueden ser congeladas y facilitar mucho la preparación de las comidas.

Es también una excelente opción para evitar desperdicios. Una excelente manera de aprovechar las sobras y restos que siempre quedan de la preparación de las comidas diarias.

¿Cuáles alimentos congelar?

De modo general, todo puede ser congelado, pero hay algunos alimentos que, al pasar por este proceso, no generan ningún beneficio y pueden hacer mal.

Es el caso de los vegetales con alto contenido de almidón, como las patatas, por ejemplo. Alimentos de hoja como la lechuga y el cilantro tampoco son buenas opciones para la conservación de congelado, debido a su sensibilidad.

Las comidas ideales para ser congeladas son carnes, pastas, sopas, risottos y postres. Es decir, comidas preparadas.

Un consejo importante al congelar comidas se refiere a los condimentos empleados; ya que alimentos muy condimentadas puede causar diversos tipos de problemas para la salud.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad