Bebidas energéticas son más peligrosas que otras bebidas con cafeína

El consumo excesivo de bebidas energéticas daña el corazón, y no sólo se trata del consumo de cafeína.

La Food and Drug Administration, organismo que supervisa y regula los alimentos y medicamentos en los Estados Unidos, recomienda que los adultos sanos consuman en un máximo de 400 mg de cafeína por día.

En la base del ejército estadounidense en la que trabaja, la farmacéutica Emily Fletcher notó que buena parte de los militares consume bebidas energéticas con frecuencia. A partir de ahí, se decidió analizar el impacto de la ingesta excesiva de este tipo de bebidas en el corazón. Y además: comprobar si la altísima concentración de cafeína era la única responsable de los posibles problemas.

Para la investigación, 18 jóvenes sanos fueron reclutados y divididos en dos grupos. Los integrantes del primer grupo tomaron alrededor de 950 mililitros (ml) de producto por día, equivalente a 320 miligramos (mg) de cafeína y 108 gramos de azúcar. A los demás, se les ofreció otra bebida con los mismos 320 mg de cafeína, pero con 40 ml de jugo de limón y 140 ml de jarabe de cereza mezclados en agua con gas.

Posteriormente, los voluntarios pasaron por un electrocardiograma y se les evaluó la presión arterial una, dos, cuatro, seis y 24 horas después de que ingirieran sus respectivas dosis. Como era de esperarse, la presión de los dos grupos subió.

Bebidas energéticas muy conocidas

Bebidas energéticas muy conocidas

Sin embargo, quienes bebieron de la bebida energética presentaron un intervalo QT (tiempo que el corazón requiere para realizar los latidos) 10 milisegundos más alto en comparación a la otra clase. ¿Y qué significa? Esta diferencia aumenta el riesgo de arritmias, por ejemplo. El tiempo necesario para que el organismo se recuperara también fue mayor en el primer grupo.

En opinión de Emily y su equipo, el resultado de la experiencia muestra que otros componentes de la bebida — sustancias energizantes y estimulantes como el guaraná y el ginseng — demandan mayor atención, sobre todo entre quienes tienen enfermedades cardiovasculares. La especialista resalta que los nuevos trabajos deben ser realizados con un número mayor de participantes, para confirmar esta relación. Sin embargo, las evidencias hasta el momento dejan claro que las bebidas energéticas deben ser consumidas con bastante moderación en el día a día.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies