Alimentos ricos en hierro

El mineral de hierro es fundamental para todos los organismos vivos que respiran, pues es uno de los componentes principales de la Hemoglobina. Esta heteroproteina es la que aporta a la sangre la propiedad de transportar el oxígeno desde los pulmones hasta todos los tejidos del organismo, y llevar hacia los pulmones el dióxido de carbono resultante para expulsarlo del organismo. Así que hoy buscamos alimentos ricos en hierro.

Por este motivo el consumo de hierro en los hábitos alimenticios es de vital importancia, pues si la sangre no posee el nivel suficiente la hemoglobina disminuye y la oxigenación de todo el cuerpo se vuelve deficiente. La naturaleza nos provee dos tipos de hierro que se encuentran en los alimentos: hémico y no hémico, el primero se encuentra en los alimentos de origen animal como el pescado, las aves, carnes porcinas y vacunas, además del huevo. El segundo tipo de hierro se encuentra en los alimentos de origen vegetal, como las espinacas, acelgas, cereales integrales, y granos entre muchos otros.

La forma en que el organismo absorbe el hierro que ingiere en los alimentos comienza dentro del estómago, donde se comienzan a separar las moléculas de hierro de los otros componentes del alimento. Esto se logra mediante un proceso en el que dentro del estómago se producen elementos secuestrantes, que son substancias que atraen los iones de este metal y los separan de los alimentos. Una vez el hierro se encuentra puro es absorbido por las células del intestino, donde se une a la sangre.

Alimentos ricos en hierro

Alimentos ricos en hierro

¿Por qué es importante tomar alimentos ricos en hierro?

Las mayores cantidades de hierro que utiliza el cuerpo se encuentran en la sangre, para el proceso de oxigenación. Preservar este mineral es tan crucial para el organismo que cuando la ingesta supera el consumo interno en lugar de eliminarlo hay tejidos que lo almacenan para ocasiones futuras. Los músculos no retienen el hierro, solo indirectamente mediante la hemoglobina, pero órganos como el hígado y el bazo son almacenes de este mineral.

El exceso en el consumo de hierro es igual de dañino que el consumo muy bajo. Algunas de las consecuencias pueden ser: la disminución de vitaminas B6, B12. Anemia hemolítica, intoxicación por hierro y hepatitis. Con la consecuencia posterior de necesitar transfusiones de sangre para disminuir el exceso en la hemoglobina.

En el mundo natural todo necesita un equilibrio perfecto, por eso el consumo de los nutrientes que requiere nuestro organismo debe solo responder a las cantidades que realmente se necesitan para realizar las actividades cotidianas, pues el exceso nunca es bueno. Y hasta aquí nuestro artículo sobre la importancia de los alimentos ricos en hierro.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad