Alimentos que parecen saludables, pero que no lo son

Si mantienes una dieta saludable comiendo ensaladas de atún y panes integrales, reconsidéralo. Porque no todos estos alimentos son, en realidad, saludables. A continuación, te revelamos algunos secretos que cambiarán tus conceptos.

1 – Panes multigranos e integrales

Términos como multigrano e integral remiten a la idea de salud, pero pueden no contener los granos integrales que esperas. Para estar seguro, lee cuidadosamente la etiqueta nutricional. Si la harina es refinada, no estás recibiendo un 100% de pan integral.

2 – Ensaladas preparadas

No creas que cualquier cosa con la palabra “ensalada” es saludable. Las ensaladas preparadas pueden contener gran cantidad de azúcar y grasa. Ensaladas con atún, pollo o camarones son, generalmente, hechas con grasas y calorías ocultas debido a su alto contenido de mayonesa. Un sándwich de atún más relleno puede contener hasta 700 calorías y 40 gramos de grasa. Si deseas pedir un sándwich de atún, opta por una ensalada de atún preparado con mayonesa light, en pequeña cantidad. Aún mejor sería preparar tu propio sándwich.

3 – Barras energéticas

¿Crees que las barras energéticas son perfectas para una comida preentrenamiento? ¡No siempre! Muchas de estas barras son hechas con jarabe de maíz de alta fructosa, azúcar y grasas saturadas que pueden tapar las arterias. Además, algunas de las barras(especialmente las variedades de reemplazo de comidas) contienen más de 350 calorías cada uno, un poco más que un simple aperitivo.

4- “Sin gluten”

Muchos de los que consumen los productos “sin gluten”, consideran el producto saludable. La verdad es que los fabricantes suelen utilizar menos harinas y grasas en los alimentos, para sustituir el gluten con alimentos ricos en carbohidratos, como pastas. Por lo que, si optas por estos productos sin gluten, estás gastando más para un producto menos saludable. Si deseas reducir el gluten, trata de sustituir los productos de carbohidratos refinados con alimentos que son libres de gluten, como las frutas, las verduras y las tapiocas.

5 – Avena

La harina de avena puede ser una gran fuente de energía con granos integrales o puede ser una taza de azúcar con carbohidratos refinados que te dejarán con hambre a mitad de la mañana. Ejemplo de esto último es la avena instantánea, que contienen azúcar con variedades refinadas con bajo contenido de fibras y proteínas. Evita elegir la avena con adición de azúcar, fibras y menos de 4 g de proteínas y menos de 5g de por dosis.

6 – Papas al horno

Una patata cocida en su estado natural es un alimento muy saludable. Las patatas son ricas en vitamina C , potasio y fibra. Además, una patata al horno de tamaño medio sólo contiene 160 calorías. Pero si estás comiendo fuera, no creas que la patata cocida es la opción más saludable en el menú. Muchas patatas cocidas pueden contener mantequilla, crema de leche, queso y otros ingredientes que pueden agregar hasta alrededor de 600 calorías y más de 20 gramos de grasa.

7 – Uvas pasas

El problema no son las pasas en sí, sino el hecho de que esta fruta seca suele ser adicionada con azúcar. Al comprar cualquier fruta seca, asegúrate de que sólo se trate de fruta. Los consumidores necesitan entender que una cucharada de pasas, en ocasiones, puede ser equivalente a una considerable cucharada de azúcar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad